.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net



05/09/2017

Tegucigalpa.- La esposa del expresidente de Honduras Manuel Zelaya y excandidata presidencial, Xiomara Castro, dijo hoy que el proyecto para limitar a un período la reelección presidencial es una "cortina de humo" para desviar la atención de la aprobación de reformas electorales que pide la oposición.

"Debemos de entender que el tema de la reelección la están tocando en este momento como una cortina de humo ante las declaraciones que el mismo (presidente) Juan Orlando (Hernández) y su séquito han dado de que no van a ver reformas (electorales)" antes de las elecciones generales del 26 de noviembre, dijo Castro.

En declaraciones a periodistas, la esposa del expresidente Zelaya dijo que confía en que ninguno de los partidos representados en el Parlamento, excepto el gobernante Nacional, participará en regular la reelección presidencial.

"¿Quién va querer participar en reglamentar algo ilegal?, creo que ningún partido se prestará a eso", subrayó la excandidata a la Presidencia de Honduras en 2013.
El presidente Hernández, quien aspira a reelegirse en el cargo en las elecciones generales de noviembre, anunció en la víspera que enviará al Congreso Nacional un anteproyecto de ley para reformar la Constitución y así limitar a un período la reelección presidencial, ya sea continua o alterna.

La Constitución de Honduras, que data de 1982, hasta ahora no permitía la reelección bajo ninguna modalidad, pero un fallo de la Corte Suprema de Justicia, de 2015, dejó abierta esa posibilidad, que es rechazada por la oposición política.
Para regular la reelección presidencial en Honduras se requiere mayoría calificada, 86 votos de los 128 diputados que integran el Congreso, en el que el gobernante Partido Nacional tiene solo 52 escaños.

La esposa de Zelaya aseguró que, a pesar de que no hay voluntad en el Congreso Nacional para aprobar las reformas electorales, el Partido Libertad y Refundación (LIBRE) no se retirará de la contienda política.
"No hemos dicho que nos retiramos, hemos dicho que no van a haber elecciones, y lo estamos diciendo con tanta contundencia porque no creo que nadie se preste a avalar esas elecciones", subrayó.

Los partidos de oposición reclaman también al Congreso Nacional la aprobación de una serie de reformas electorales sugeridas por una misión de observación de la Unión Europea que siguió los comicios generales de Honduras de noviembre de 2013.
Entre esas reformas figuran la despolitización del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la depuración del Registro Nacional de las Personas y la regulación de la financiación de las campañas electorales.

Castro afirmó que el presidente Hernández firmó un acuerdo en 2013, cuando era candidato a la Presidencia, en el que se comprometía a que si ganaba las elecciones generales de ese año impulsaría las reformas electorales.

"Seguimos esperando que haya reformas, (Hernández) ofreció y firmó que si ganaba las elecciones iba a impulsar reformas electorales y no lo hizo", cuestionó.

Para evitar la reelección de Hernández, Libre, que coordina el expresidente Zelaya, quien fue derrocado en 2009 cuando promovía una consulta popular ilegal, según sus detractores, para reformar la Constitución, y el partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD) han hecho una Alianza Opositora, que lleva como candidato presidencial a Salvador Nasralla, un presentador de televisión.

Los hondureños elegirán a un presidente y tres designados (vicepresidentes) de la República, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano, y 298 alcaldías municipales. EFE


>