.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net



05/09/2017

Guatemala lamentó hoy y expresó su preocupación por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de suspender definitivamente la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que otorga estatus legal a unos 800.000 jóvenes migrantes.

"Guatemala manifesta su preocupación sobre las implicaciones socioeconómicas que dicha decisión tiene para miles de jóvenes y familias inmigrantes que residen en los Estados Unidos de América y en particular para nuestros jóvenes migrantes guatemaltecos en ese territorio", señaló en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El Gobierno de Guatemala indicó que respeta la legislación y decisiones internas del Gobierno de EE.UU., pero que apela al sentido humanitario que ha caracterizado al pueblo estadounidense y a sus legisladores, para que velen porque estos jóvenes no queden desamparados y sean forzados a salir del país en el que crecieron y en el que han labrado su futuro como profesionales.
La Cancillería, por medio de su embajada en EE.UU., informó de que ha realizado intercambios con expertos en temas migratorios y grupos de interés, con el fin de contar con información valiosa y "poder apoyar de mejor manera a nuestros connacionales".

Añadió que a través de su red consular se encuentra en constante comunicación con autoridades estadounidenses para garantizar el respeto a los derechos humanos, el debido proceso, el acceso a la asistencia y protección consular para los guatemaltecos, que en su momento fueron beneficiados con esta acción ejecutiva.

El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, uno de los miembros del Ejecutivo de Trump con posiciones más duras en inmigración, anunció este martes la suspensión del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que se hará efectiva dentro de seis meses.
Durante este tiempo, el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio, deberá encontrar una solución para regularizar la situación de estos jóvenes indocumentados, conocidos como "soñadores" (dreamers).

El expresidente estadounidense Barack Obama, quien promulgó DACA en 2012 mediante una orden ejecutiva, tildó la decisión de Trump como "cruel" y "errónea" y lamentó que "una sombra se ha arrojado sobre algunos de nuestros mejores y más brillantes jóvenes".
Sin embargo el presidente aseguró hoy que resolverá "con corazón y compasión" la situación de estos inmigrantes, que en su mayoría vienen de México y los países del norte de Centroamérica. EFE


>