.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net



Por NORMA PORTILLO
soycarmin

02/09/2017

Dice la vox populi que cuando una mujer tiene sexo se le nota, es por eso que muchas se cuidan por no enseñar a quienes les rodean nada de su vida privada.

Sin embargo he de decirte que no nada más a nosotras se nos nata cuando hemos tenido sexo, también a ellos y sus síntomas son más predecibles que los de las mujeres.

Además las mujeres pueden camuflajearse muy bien esos síntomas pues son síntomas que muestran cuando realizan otras cosas de su vida, como el ir de compras o realizar un excelente trabajo.

Así que en el arte del amor somos más expertas en esconder algunas señales que nos pueden delatar a la hora de ir a la cama.

En cuando a ellos por ai no te has dado cuenta te dejo algunas señales que dicen han tenido sexo:

Son más atrevidos. 
De acuerdo con la revista Journal of Advanced Research cuando un hombre tiene sexo, las mujeres se sienten más atraídas hacía ellos. Nuestra mujer primitiva nos pone en alerta para inconscientemente oler eso que nos pone en alerta para defender a nuestro macho.
Ellos se comportan asi y no entienden su comportamiento, no pueden dar una explicación que te convenza.

Se ven más felices. 
Bueno esto le ocurre a ambos sexos, pero en ellos es muy evidente, sobre todo cuando es por la mañana. Salen de casa con una sonrisa de oreja a oreja. Y si te está poniendo el cuerno llega feliz a casa como si le estuviera yendo muy bien o asume el papel contrario, se hace el molesto por cualquier cosa y no quiere saber nada de lo que pasa en casa.

Tiene sueño profundo. 
Esta es una característica de los hombres, cuando han tenido sexo y quedan satisfechos tienden a dormir placenteramente en un sueño profundo. La acción y la energía que experimentan en los momentos de deseo los deja con un cansancio agotador, pero que lo volverían a hacer ya que el agotamiento es rico y los relaja. Duermen como si no le debieran nada a nadie y tuvieran la vida resuelta.

Tiene pocas ganas
Una vez más en esto les llevamos la delantera, una mujer puede tener sexo y al poco rato volverlo a hacer. En cambio los hombres al tener sexo las posibilidades de quererlo volver a hacer son muy pocas ya que ha quedado cansado y ha saciado su necesidad. El cambio de ambiente y el haber experimentado un orgasmo lo pueden dejar sin ganas de volverlo a intentar.

Te pone menos atención. 
El que un hombre satisfaga su necesidad sexual hace que no le ponga tanta atención a su pareja, se abstrae en cualquier otra cosa y parece disperso con su pensamiento en otro lado.
Hay quienes lo saben disimular, pero tú ya lo conoces y sabes cuando actúa diferente. En este caso también las hormonas los traicionan y la generación de oxitocina los hacen querer tener más interacción social, por lo que si llega a casa y no tiene culpa como para portarse como si algo malo hubieras hecho srá un desfachatado que querrá convivir socialmente con la familia de una manera feliz y contento.



>