.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


05/09/2017

San Salvador. El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, aseguró hoy que la decisión de EE.UU. de acabar con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que protege a 800.000 jóvenes, es "preocupante" pero "no significa que habrá deportaciones inmediatas y directas".

"La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de acabar con DACA no significa que de inmediato se procederá a las deportaciones de jóvenes, que si bien es cierto algunos trabajan, la gran mayoría son estudiantes que aportaron o aportarán a la nación norteamericana", dijo Martínez durante una conferencia de prensa.
El canciller señaló que esta "es una situación de la que nos tenemos que preocupar, aunque no debemos de olvidar que podemos buscar alternativas".

El diplomático detalló que de los 800.000 jóvenes protegidos en el programa DACA, unos 600.000 son de México y entre 30.000 y 60.000 son salvadoreños.
Martínez instó a los beneficiados del DACA a que "acudan a los representantes de su afinidad política para que les expliquen la importancia que tiene este programa y la contribución que (ellos) dan a esa nación".

El ministro agregó que la próxima semana un grupo de diputados salvadoreños lo acompañará en un viaje a Estados Unidos para sostener una reunión con congresistas de ese país, con el fin de abordar el tema del Estatus de Protección Temporal (TPS), que ampara a unos 190.000 salvadoreños, y el fin de DACA.

El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, uno de los miembros del Ejecutivo de Trump con posiciones más duras en inmigración, anunció este martes la suspensión de DACA, que se hará efectiva dentro de seis meses.
Durante este tiempo, el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio, deberá encontrar una solución para regularizar la situación de estos jóvenes indocumentados, conocidos como "soñadores" (dreamers).

Ya se han presentado en ambas Cámaras norteamericanas proyectos de ley bipartidistas para dar amparo a estos jóvenes indocumentados, pero ninguna ha conseguido avanzar. EFE


>