.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


02/09/2017

El Departamento de Justicia de EE.UU. no ha encontrado pruebas que respalden la acusación del presidente Donald Trump de que su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, ordenó un "pinchazo" telefónico para espiarle.

En un escrito presentado a última hora del viernes ante la Corte del Distrito de Columbia, en Washington, y del que informaron hoy los medios estadounidenses, el Departamento de Justicia y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) aseguran que no tienen pruebas que sustenten las acusaciones de Trump contra Obama. EFE


>