.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


31/08/2017

Si políticos llegan a acuerdos mínimos respecto a la representación equitativa en el TSE, la depuración del censo e identificación irrefutable de electores, los controles para no comercialización de credenciales de representantes de mesas electorales y mecanismos que garanticen la confiabilidad de la transmisión y registro de los resultados de las urnas, se garantizaría la legitimidad del proceso

Tegucigalpa, Honduras - El dirigente de la sociedad civil Omar Rivera, ha manifestado que “debe ponerse especial esfuerzo por garantizar transparencia y equidad en el actual proceso electoral; deben tomarse todas las medidas del caso, para que estas elecciones sean trasparentes, honestas y equitativas en lo concerniente a la conformación de las nóminas a cargos de elección popular, el financiamiento y escrutinio”.  

“Todo lo que genere estabilidad y aminore los riesgos de una crisis en las próximas elecciones generales es bienvenido; los diputados que representan a los diferentes partidos políticos en la asamblea legislativa deben buscar un acuerdo para alejarse de una conflictividad que ponga en duda la transparencia e igualad en el proceso electoral que se avecina; el mismo voluntad deben poner los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los miembros del Consejo Consultivo Electoral para llegar a negociaciones, acuerdos y pactos que permitan tener una fiesta cívica en noviembre próximo” indicó.

Del mismo modo, Rivera, aseguró que “si los principales líderes políticos llegan a arreglos mínimos respecto a la representación equitativa en el TSE, la depuración del censo e identificación irrefutable de electores, los controles para no comercialización de credenciales de representantes de mesas electorales y mecanismos que garanticen la confiabilidad de la transmisión y registro de los resultados de las urnas, se garantizaría la legitimidad del proceso”.

“Los hondureños estamos listos para ir a las urnas y queremos hacerlo en el marco de un proceso electoral limpio y en el que nadie tenga ventajas, en donde todos se sientan confortables para competir; queremos que las desavenencias sean superadas entre los competidores para que se concentren en propones soluciones a los ingentes problemas que afecten a la población, queremos ideas innovadoras para enfrentar los grandes desafíos que enfrenta la nación” expresó.

AMPLIACIÓN DEL NÚMERO INTEGRANTES DEL TSE

Pese a que las organizaciones de la sociedad civil consideran que lo ideal sería tener un organismo electoral despolitizado e integrado por hombres y mujeres independientes, honestas y capaces, no consideran inoportuno considerar ampliar la representación de los partidos políticos en el TSE, como forma de evitar una crisis de frente a los comicios del 26 noviembre de este año.

Omar Rivera, dijo que “si darle un puesto en el TSE a la Alianza de Oposición, evitará una crisis electoral, no resulta descabellado considerarlo; no se debe jugar con fuego, en momentos como estos, los hondureños esperamos de los políticos una conducta responsable y seria, para evitar convertir al país en un polvorín”.

“De inmediato se deben tomar decisiones en función de la coyuntura, pues no hubo voluntad de una reforma político-electoral integral; ojala después de noviembre las bancadas de los partidos políticas en el Congreso Nacional puedan reformar la Ley Electoral para lograr este anhelo ciudadano de tener un renovado y moderno sistema comicial” exteriorizó.

A inicios de noviembre de 2016, el Congreso Nacional de la República aprobó, con 96 votos a favor y la dispensa de debates, una reforma constitucional que amplió el número de magistrados propietarios del TSE de tres a cinco y los suplentes de uno a dos, y en el Registro Nacional de las Personas (RNP), los subdirectores se ampliarán de dos a cuatro; la reforma constitucional deberá ser ratificada durante la cuarta legislatura para entrar en vigencia.


>