.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net



19/08/2017

Los Mossos han lanzado un operativo de búsqueda del que consideran el principal sospechoso del atentado del pasado jueves en la Rambla de Barcelona. Se trata de Younes Abouyaaqoub, un marroquí de 22 años y vecino de Ripoll, al que fuentes de la investigación señalan como el conductor de la furgoneta que arrolló a un centenar de personas en la arteria barcelonesa, causando al menos 13 muertos y más de un centenar de heridos.

Según varios testigos, los Mossos habrían practicado al menos un registro en la calle Sant Pere de Ripoll, la localidad en la que también fueron detenidos dos individuos relacionados con la masacre del jueves: Driss Oukabir y Salah el Karib.

Tras una línea de trabajo inicial que consideraba a Moussa Oukabir el principal responsable del atropello masivo, la hipótesis actual que manejan los investigadores es que Younes Abouyaaqoub habría sido el autor de la matanza, ya que lo sitúan al volante de la furgoneta de alquiler que el jueves causó el pánico en el centro de Barcelona. Oukabir, de 17 años, fue uno de los terroristas abatidos por la policía en Cambrils en la madrugada del viernes.

El major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero , ha aclarado este viernes en una entrevista en TV3 que la posibilidad de que el conductor de la furgoneta se uniera al grupo de Cambrils queda prácticamente descartada, lo que aleja el foco sobre Moussa Oukabir y sitúa en el epicentro de las pesquisas a Younes Abouyaaqoub.

Según la investigación iniciada por las fuerzas de seguridad, los atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils serían obra de una célula terrorista compuesta por 12 miembros, de los cuales Abouyaaqoub sería el único huido. Los demás componentes o bien han fallecido -como es el caso de los dos cuerpos hallados en la vivienda de Alcanar y de los cinco terroristas abatidos por los Mossos en Cambrils- o han sido detenidos.

En la madrugada del sábado y en el marco del operativo policial iniciado a raíz de los atentados, los Mossos llevaron a cabo dos comprobaciones en las estaciones de autobús de Girona y Garrigàs “sin incidencias destacables”, según han aclarado a través de su perfil de la red social Twitter.

A pesar de los avances de la investigación, aún quedan algunos extremos por aclarar, como la relación entre los atentados y el incidente registrado el pasado jueves en el que un coche se saltó el control policial de la avenida Diagonal arrollando a una agente de los Mossos d’Esquadra. El vehículo apareció poco después en Sant Just Desvern con un cadáver en su interior, fallecido a consecuencia de las heridas provocadas por un arma blanca.

Tras abandonar el coche frente al edificio Walden, el conductor se dio a la fuga y aún se desconoce su paradero. Según algunas hipótesis, el vehículo habría sido el instrumento de huida del autor del atropello múltiple en la Rambla, y el cuerpo hallado en su interior correspondería al propietario, que habría sido víctima de un robo.

A pesar de los atentados perpetrados en Catalunya en los últimos días, ni el Gobierno ni los responsables de seguridad de la Generalitat consideran necesario elevar de 4 a 5 el nivel de amenaza terrorista, ya que no aprecian ningún elemento que apunte a un nuevo ataque de manera inminente. El Ministerio del Interior se pronunciará al respecto este sábado, tras escuchar a los responsables de los diversos cuerpos policiales y al CNI.

Con información de La Vanguardia

>