.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


31/08/2017

Tegucigalpa, Honduras - El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, calificó de histórica la decisión de ese poder del Estado de aprobar de forma unánime el decreto elaborado por la comisión especial multipartidaria que dictaminó la iniciativa de participación ciudadana presentada por el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), para resolver la crisis de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En declaraciones a los periodistas, Oliva resaltó que por primera vez en el Congreso Nacional hay un debate de una iniciativa ciudadana, el que calificó como un buen suceso con el que se manda un claro mensaje acerca de la voluntad política de contribuir a resolver el problema.
Agregó que el tiempo dará la razón, en el sentido que debía primar el diálogo, que las partes se expresaran y haber tenido la paciencia de esperar que llegaran a la conclusión que ese poder del Estado podría arrojar algunas luces. “Ojala que las partes acepten esta decisión porque en esto nosotros no vamos a dar marcha atrás y serán los otros poderes los que deberán hacer que esta decisión se cumpla", acotó.

En cuanto al retorno a clases en la máxima casa de estudios, Oliva es del criterio que es una oportunidad que se debe aprovechar porque la Cámara Legislativa recogió muy buena parte de lo planteado por  los estudiantes y en el único punto donde no hubo consenso fue porque  no se podía violar la autonomía universitaria y  lo que debe imperar es la Ley Orgánica de la UNAH.
"Haberse introducido en ese campo, hubiese sido peor la medicina que la enfermedad porque sustituir un gobierno e improvisar otro, que tal vez no conoce la problemática y violente la Ley Orgánica hubiese sido poco productivo y nada conveniente para tratar de llevar calma a la UNAH.

Señalo que se debe reconocer por todos los sectores que en esa casa de estudios habita el más alto pensamiento de la nación, donde está el conocimiento, la ciencia, la herramienta válida del diálogo y que el aprobar el dictamen se manda un mensaje claro, como dijeron todas las bancadas, que es una magnífica oportunidad para buscar el reencuentro en la familia universitaria, que prime el interés de todos y es que los muchachos vuelvan a clases, que no pierdan su año lectivo, que los padres recuperen esa inversión en tiempo, dinero y sacrificios.
Tampoco se puede perder lo valioso que ha habido en la universidad donde se han dado saqueos, daño físico a las instalaciones y no es justo que eso suceda, “creo que el alto consenso alcanzado es un mensaje claro de lo que piensa la nación y nada les abona seguir por la ruta de la confrontación”.

En cuanto a su aporte al dictamen dijo que su  interés es que en el dictamen se rescate que hay plazos fatales para que la elección de las nuevas autoridades se realice y si los estudiantes y las mismas autoridades no han sido capaces en el pasado de manejar estos temas el Congreso Nacional ha dejado su manifiesta voluntad de que hay plazos perentorios para ello y que tienen que cumplirse.

Agregó que para el cumplimento del decreto el mismo contiene un artículo que le da la discrecionalidad al titular del Poder Legislativo de nombrar una comisión que audite esa decisión, que es una tarea contralora que le da la Constitución de la República.

Recalcó que cuando se señala el apego a la Constitución y a la Ley Orgánica de la UNAH se manda un claro mensaje de respeto a la institucionalidad y que si las actuales autoridades vacan el 25 de septiembre será la misma universidad la que dirima la situación. “Nosotros no estamos corriendo ni estigmatizando a nadie, sino poniendo el terreno donde debe estar esa decisión, en la autonomía y en las autoridades universitarias”, aclaró.

Señalo que con esta decisión gana el país, los estudiantes, padres de familia y los maestros, porque el conflicto no le favorece a nadie y quienes creen en la teoría de la confrontación y el caos no le abonan nada al país.


>