.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Por Walter Rodezno*

La tremenda vulnerabilidad de la naturaleza, sometida a la intervención tecnológica, muestra una situación inusitada. Nada menos que toda la biósfera del planeta está expuesta a posibles alteraciones, lo cual hace imprescindible considerar que no sólo se debe anhelar el bien común, sino también el de toda la naturaleza extrahumana.

El filósofo alemán, Hans Jonás, propone en la obra “El principio de la responsabilidad” un nuevo imperativo: "Actúa de tal modo que los efectos de tu acción sean compatibles con la permanencia de una vida humana auténtica”, o expresándolo de modo negativo: “No pongas en peligro la continuidad indefinida de la humanidad en la Tierra”.

Todo este accionar de las tendencias propias del movimiento ideológico climático,  hace que el tratamiento de la información respecto al cambio climático sea imperativo y categórico en cuanto a las políticas y estrategias de los Estados en Desarrollo, mal llamados “menos adelantados”. La importancia central de la gestión de una plataforma de información agroclimática nacional puede verse como un discurso sobre el tratamiento de la realidad del sector agroalimentario.
Estamos viendo hacia el futuro, y en el futuro estamos visualizando o valorando la necesidad de generar información adecuada, dedicada a uno de los sectores considerado vulnerable ante la variabilidad climática: el sector agroalimentario, hondureño y global.

Según opinión corriente, las exigencias de esta plataforma son “utópicas”. Sin embargo, vamos a decir que las utopías han desempeñado diferentes funciones a lo largo de la historia, caracterizándose por aquello que aún no se ha realizado en ningún lugar. Su falta de realización hasta el presente, sin embargo, no significa que las utopías no tengan valor y, por ende, dejen de ser, algún día, utopías.

En definitiva, todas las grandes empresas de la humanidad comenzaron siendo utopías. Por lo mismo, cabe preguntarse si Honduras es capaz de asumir el reto de generar y darle tratamiento adecuado a la información agro-meteorológica, teniendo en cuenta las metodologías de control de calidad y los procesos para asegurar buenos registros —con frecuencia dudosos.

Es necesario aplicar un sistema de control de calidad a esta información. Para asegurar que la información obtenida sea óptima pueden aplicarse diferentes métodos; desde aquellos que implican el mantenimiento periódico de las estaciones hasta la verificación en campo de la información proporcionada.

En conclusión, es indispensable el establecimiento de una plataforma que centralice y convierta esta información agro-meteorológica en agro-climática, valorando suelo, agua, clima y bosques. Esto es una necesidad urgente.

* Licenciado en Periodismo/Pasante de Filosofía, UNAH

>