.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net



Martes 25 de julio de 2017

Un camarógrafo resultó hoy herido al recibir una pedrada en la cabeza durante el desalojo de una protesta de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) que exigen la renuncia de la rectora Julieta Castellanos.

Arturo Hernández, camarógrafo del diario La Tribuna, que se edita en Tegucigalpa, afirmó a periodistas que durante la protesta recibió una pedrada en la cabeza.

Los manifestantes, la mayoría con el rostro cubierto, iniciaron su protesta, denominada "Día de Capuchas", bloqueando con piedras el paso en un bulevar que cruza frente a la UNAH en Tegucigalpa, por lo que las fuerzas del orden llegaron para desalojarlos.

Los estudiantes respondieron lanzándole piedras a los policías, que emplearon gas lacrimógeno y un cañón de agua a través de una unidad blindada.

"La Policía estaba en la obligación de mediar" con los estudiantes que exigen la renuncia de la rectora Castellanos, dijo a periodistas Jorge Jiménez, representante del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH).

Los estudiantes, que horas antes habían bloqueado el acceso a las instalaciones de la universidad, también exigen que se cancelen los requerimientos judiciales contra otra veintena de universitarios acusados de usurpación de bienes públicos.

Jiménez lamentó que la Policía haya desalojado "sin negociación, sin diálogo" a los manifestantes, quienes al ser repelidos por los agentes se internaron en la Ciudad Universitaria.
Un oficial de la Policía Nacional indicó a periodistas que a los manifestantes que comenzaban a lanzar piedras y otros objetos a las fuerzas del orden se les advirtió que despejaran las vías porque si no serían desalojados, lo que al final ocurrió.

La rectora Castellanos reafirmó este martes que no renunciará al cargo "solo porque a alguien se le ocurra" y pidió a los que exigen su salida que presenten "las causas".
"Es difícil que alguien acepte mediar (en la crisis) con esas condiciones", dijo la rectora a un canal local de televisión, al que aseguró que está abierta a dialogar con los estudiantes.
Enfatizó que los estudiantes de la UNAH en Tegucigalpa no perderán su segundo semestre, que debe terminar la primera semana de agosto, pero sí está en riesgo el tercero, que debería iniciar en septiembre.

"No entendemos por qué hay interrupción de clases si los estudiantes están a la espera de una respuesta del Congreso Nacional" sobre una propuesta presentada la semana pasada por el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) para solucionar la crisis en la casa de estudios superiores que mantiene en pausa a la institución, destacó.

Castellanos responsabilizó al Partido Libertad y Refundación (Libre), que coordina el expresidente hondureño Manuel Zelaya, a los jesuitas y a la diputada Doris Gutiérrez, del Innovación Nacional y Unidad Social Demócrata, de apoyar las protestas del MEU.
Gutiérrez negó este martes que este implicada en la protesta y pidió a la rectora que presente pruebas de su participación en las acciones de los universitarios.

La crisis en la universidad hondureña por la exigencia de estudiantes, desde hace casi un mes, de que Castellanos renuncie, afecta a miles de alumnos y a algunos se les ha cancelado el segundo período académico.

Las autoridades universitarias han pedido al MEU que desaloje los edificios de la UNAH para no seguir afectando el segundo período académico, que fue cancelado hace dos semanas en el campus de Choluteca, sur de Honduras. EFE

  

>