.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 16 de junio de 2017

Las FARC completaron este viernes la entrega del 60% de sus armas a la misión de la ONU en Colombia, en un proceso de desarme previsto en el acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla, informó el organismo internacional.

"Al finalizar esta segunda fase del proceso de Dejación de Armas, la Misión tiene bajo su custodia el 60% de las cerca de 7.000 armas individuales registradas, monitoreadas y verificadas desde el pasado 1 de marzo", indicó Naciones Unidas en un comunicado.

La segunda fase de desarme inició el martes y debía concluir el miércoles, por lo que el gobierno esperaba que se terminara esa más tardar este viernes.

La ONU indicó que las armas fueron entregadas en las 26 zonas donde están concentrados los guerrilleros, quienes a su vez recibieron los "certificados de Dejación de Armas", claves para iniciar su tránsito a la legalidad y la vida civil.

El proceso de desarme deberá concluir el 20 de junio, cuando el grupo rebelde entregue el 40% de su arsenal restante. En la primera consignación del 30% del armamento -la semana pasada- la ONU reportó haber recibido 2.300 armas.

La misión de la ONU también señaló la llegada de 1.613 milicianos de las FARC a las zonas de concentración y avances en "las operaciones de extracción del armamento y material inestable de las caletas" o depósitos escondidos del grupo rebelde.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antigua guerrilla del continente, tiene más de 900 caletas con armas, las cuales deberán ser ubicadas y destruidas por la ONU a más tardar el 1 de septiembre, según el pacto de paz suscrito en noviembre en Cuba.

El acuerdo de paz prevé que las armas de las FARC se utilicen para elaborar tres monumentos que serán colocados en la sede de la ONU en Nueva York, en Cuba -asiento de las negociaciones-, y en Colombia.

El conflicto armado de más de 50 años ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando al menos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.


>