.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Martes 23 de mayo de 2017

Por Diego Oré y Eyanir Chinea

CARACAS, 23 mayo (Reuters) - La presidenta del Poder Electoral en Venezuela, Tibisay Lucena, anunció el martes que la elección de los 540 encargados de redactar una nueva Constitución será "a finales del mes de julio", activando un mecanismo propuesto por el presidente Nicolás Maduro y que la oposición considera un "fraude".

Pocas horas después que Maduro acudió al Consejo Nacional Electoral (CNE) a presentar las bases para escoger a los miembros de una Asamblea Nacional Constituyente, Lucena informó en la televisora estatal que el mandatario cumplió con las formalidades legales y el ente dio inicio al proceso.

La iniciativa del gobierno socialista busca calmar el clima de violencia que vive la nación petrolera, donde al menos 55 personas han muerto en medio de una ola de protestas antigubernamentales que se ha prolongado por casi dos meses.

Además, el CNE fijó para el próximo 10 de diciembre la fecha de las elecciones regionales pendientes desde finales de 2016, buscando responder a la demanda de la oposición y una docena de países que quieren una salida electoral a la crisis venezolana.
"El dilema está muy claro: o queremos paz o queremos violencia", dijo Maduro ante cientos de simpatizantes. "¿Votos o balas? ¿Qué quiere el pueblo?", agregó.
La oposición sostiene que la Asamblea Nacional Constituyente es sólo una excusa para evadir las elecciones en camino, incluidas las presidenciales del 2018.

"Los venezolanos no aceptaremos el fraude constituyente madurista. Su decreto es inconstitucional y por tanto nulo", dijo el líder opositor Henrique Capriles, quien llamó a "desobedecer el fraude madurista".

Lucena, en tanto, prometió "proceder con especial cuidado para garantizar los derechos ciudadanos en un momento crucial del país".

En el Parlamento, de mayoría opositora, algunos diputados exigieron el martes que se convoque a un referendo para que la población decida si quiere o no cambiar la Constitución, antes que seguir el método propuesto por Maduro para elegir los encargados de modificarla.

"Desde la Asamblea Nacional convocamos a referendo para que el pueblo decida entre el Fraude Constituyente o la salida de Maduro", dijo en Twitter el diputado y dirigente del partido Voluntad Popular, Freddy Guevara.

Previo al anuncio de Lucena, la bancada opositora también llamó a marchar el miércoles hacia la sede del Poder Electoral en defensa del voto y en contra de una constituyente que consideran anti democrática.

Según las bases que presentó Maduro, los miembros de la Asamblea Constituyente serán elegidos de manera directa, secreta y universal y el 31 por ciento deberá pertenecer a los sectores campesinos, pescadores, personas con discapacidad, empresarios, pensionados, estudiantes y trabajadores.
Los 364 constituyentes restantes serán elegidos territorialmente: uno por cada municipio del país y dos en los municipios capitales de los 24 estados, añadió el mandatario.

La oposición y expertos critican la selección territorial y sectorial, pues dicen que supone elecciones indirectas, de segundo y hasta tercer grado. De hecho, quienes no comprueben que trabajan en alguno de los 14 rubros propuestos por Maduro, incluida la administración pública, no podrán postularse.
"En términos reales no es una Constituyente, como está establecida en la Constitución de 1999", dijo el abogado y profesor universitario, Jesús Ollarves. "Se trata de un parapeto que está utilizando Nicolás Maduro para evitar el pronunciamiento del pueblo", agregó.

Ollarves explicó que Maduro no debió formular las bases de la Constituyente sino que es potestad del árbitro electoral y que la iniciativa, por su importancia, debió someterse a una consulta popular.
"Él tomó la iniciativa, hizo las bases comiciales, dijo que eran 540 constituyentes, dijo que eran territoriales, que eran sectoriales, ¿y el pueblo dónde está?", se preguntó.

MÁS MUERTES
La Fiscalía informó el martes que cuatro personas murieron en el estado Barinas, en el occidente del país, durante manifestaciones antigubernamentales.

Entre ellos, Miguel Ángel Bravo, de 25 años, y Freiber Pérez, de 21, fallecieron por disparos recibidos mientras protestaban la noche del lunes en el estado natal del fallecido líder Hugo Chávez.
La oposición ha dicho que seguirá en las calles hasta que se cumplan sus exigencias, entre ellas: 

elecciones generales y la liberación de más de 100 "presos políticos". Maduro, por su parte, sostiene que la ola de protestas sólo busca sembrar el caos con el fin de desbancarlo.

Más temprano, un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Danilo Mojica, dijo que la Constituyente no es la solución a la crisis que atraviesa Venezuela y pidió a Maduro que reflexione acerca de la propuesta.

"Es una apuesta de alto riesgo ya que está en riesgo la estructura del Estado y la paz social", dijo Mojica en una declaración televisada. "Basta ya de más pérdidas de vidas inocentes; la historia no lo perdonará", agregó.

Las bases comiciales de Maduro tienen que ser aprobadas por el árbitro electoral, que también deberá programar la votación.
(Reporte adicional de Andreína Aponte y Corina Pons; Editado por Silene Ramírez)


>