.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 05 de mayo de 2017

El año pasado, el entonces presidente Barack Obama vetó un proyecto de ley que habría frenado las pensiones de los ex presidentes si ganaran ingresos mayores a 400 mil dólares.

Sin embargo, Barack Obama ha decidido aceptar 400 mil dólares por un discurso que dará en Wall Street el próximo septiembre durante una conferencia sobre salud pública. Los promotores de esa ley dicen que van a reintroducir ese proyecto de ley con la esperanza de que el presidente Trump lo firme.

“La hipocresía de Obama sobre este tema es clara”, dijo el representante Jason Chaffetz, republicano de Utah, presidente del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara y patrocinador del proyecto de ley de 2016. “El veto era muy egoísta”, señaló Chaffetz.

Chaffetz y el senador Joni Ernst, republicano de Iowa, patrocinador del proyecto de ley del Senado, afirman que volverán a introducir la Ley de Modernización de la Prestación Presidencial este mes. El proyecto de ley limitaría las pensiones presidenciales en 200 mil dólares, con otros 200 mil dólares para gastos. Pero esos pagos se reducirían dólar por dólar una vez que sus ingresos externos superen los 400 mil dólares.

El tema no es partidario, o al menos no fue el año pasado. El proyecto de ley lo aprobó tanto la Cámara y el Senado sin oposición.

Así que cuando el veto de Obama se produjo un viernes por la noche en julio pasado, tomó por sorpresa a los legisladores. Fue el onceavo de los 12 vetos de Obama.
En ese momento, Obama argumentó que el proyecto de ley tendría “consecuencias imprevistas” e “impondría cargas onerosas” a los ex presidentes.

Trump no ha tomado una posición sobre la legislación. Pero durante la campaña, dijo que analizaría detenidamente las pensiones de los funcionarios electos, especialmente de los miembros del Congreso.

“Lo primero que voy a hacer es decirles que si soy elegido presidente, no aceptaré salario, ¿de acuerdo?”, dijo en un ayuntamiento en 2015.

Bajo la Ley de Ex Presidentes, los cinco ex presidentes vivos de la nación, Jimmy Carter, George H.W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama, obtienen una pensión equivalente al salario de un actual secretario del gabinete: 207 mil 800 dólares en 2017. También reciben 150 mil dólares para pagar al personal y a las oficinas.

Con información de USA Today y lopezdoriga.com


>