Miércoles 03 de mayo de 2017

México.- El Gobierno mexicano afirmó hoy que la decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente "profundiza el clima de desconfianza y la crisis" en Venezuela, y lamentó el inicio del proceso para retirar a ese país de la OEA.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expresó su "grave preocupación" por la iniciativa de Maduro de convocar a una Asamblea para redactar un nueva Constitución, ya que "profundiza el clima de desconfianza y la crisis política que prevalece en el país".

"Toda iniciativa encaminada a modificar el régimen constitucional de un Estado democrático debe ser realizada por un órgano constituido por la vía del voto libre, secreto, efectivo y universal", apuntó.
Cualquier otra vía para modificar la Carta Magna, dijo, "constituiría un atentado contra la democracia y un grave retroceso en la región".

Maduro acudió hoy a la sede del Poder Electoral en Caracas para entregar su decreto de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, una iniciativa que la oposición tilda de "fraudulenta" al asegurar que el Gobierno pretende "elegir a dedo" a la mitad de los corredactores de la nueva Carta Magna.
La Cancillería mexicana también lamentó hoy la decisión de Maduro de iniciar el proceso para retirar a su país de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Darle la espalda a la OEA es también darle la espalda a esos principios y valores (democráticos) que nos identifican y distinguen", aseveró en un comunicado en el que rechazó la violencia y refrendó su decisión de seguir "trabajando intensamente" para lograr un acuerdo que permita el restablecimiento pleno de la democracia.

Recordó que México ha actuado por la vía diplomática, y junto con otros países del continente, para contribuir a que sean los propios venezolanos quienes construyan una solución a la crisis que incluya "la liberación de los presos políticos, la celebración de elecciones y el pleno respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional".

La SRE exhortó a los actores políticos y sociales de Venezuela a abstenerse de recurrir a la violencia o a la provocación, así como a resolver sus diferencias de manera pacífica.
Además, expresó su respeto a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como espacio de diálogo regional y aclaró que no asistió a la reunión del 2 de mayo "a solicitud de Venezuela debido a la falta de claridad de los objetivos del encuentro".

La Cancillería agradeció a la presidencia temporal de El Salvador la comunicación constante que mantuvo con los Estados miembros y le reiteró "su disposición a participar en futuros encuentros, siempre y cuando se convoquen de conformidad con la normativa y el espíritu de la Celac".

La reunión de cancilleres de la Celac -planteada para hallar soluciones a la crisis venezolana y a la que no asistieron Bahamas, Barbados, Brasil, México, Paraguay, Perú y Trinidad y Tobago- terminó sin el apoyo que mostró en otra época al Gobierno del país suramericano, pero con un llamado al diálogo. EFE


>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua