.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 05 de mayo de 2017

LONDRES (AP) — Las puertas del Chelsea hacia el título de la Premier se abrieron el viernes después de que el Tottenham cayó 1-0 en su visita al West Ham para ver quebrada una racha de nueve victorias.

El Chelsea puede asegurar su segundo título en tres campañas la próxima semana — antes de que el Tottenham vuelva a jugar — en caso de que el conjunto de Antonio Conte se imponga el lunes al Middlesbrough y el próximo viernes al West Bromwich Albion.

El Chelsea se mantiene con cuatro puntos de ventaja sobre el Tottenham y tiene un partido de más. El desafío del Tottenham será aferrarse a su posición más alta de la tabla en 54 años, con tres juegos restantes.

“Es casi imposible”, reconoció el defensor Eric Dier, sobre la búsqueda del primer título del Tottenham desde 1961.
El conjunto del argentino Mauricio Pochettino lució aletargado en el Estado Olímpico una vez que el también argentino Manuel Lanzini aprovechó el servicio de Aaron Cresswell para marcar a los 65 minutos. Fue la primera vez en un mes que el Totttenham se colocaba en desventaja en un juego de liga, y el daño hubiera sido mucho mayor de no ser por la atajada del arquero Hugo Lloris al remate de Jonathan Calleri.

“Comenzamos la segunda mitad un poco fuera de ritmo, concedimos los espacios y la manera en la que admitimos el tanto, en este tipo de partidos en los que luchas por algo grande, no queda más que decepción”, dijo Pochettino. “Lo intentamos, pero fue muy difícil. No fue nuestra mejor actuación”.
Los visitantes no encontraron la manera de remontar mientras que el West Ham celebraba una de sus mejores victorias en su primera campaña en el estadio Olímpico de 2012, mismo que el Tottenham intentó asegurar en una férrea batalla que terminó por decidirse en los juzgados.

El West Ham dependió del estilo para doblegar a un conjunto del Tottenham que a menudo luce energizado y amenazador, y con ello ahuyentar cualquier temor de descenso. El triunfo avanzó seis lugares en la tabla, hasta el noveno puesto, al cuadro de Slaven Bilic, apenas días después de que se presentara una controversia pública sobre el futuro del entrenador.

El resultado también dejó en evidencia los puntos que el Tottenham no pudo obtener en los primeros meses de campaña. Los Spurs se ubicaban en la quinta plaza luego de 18 partidos, pero ganaron 13 de los siguientes 17 encuentros para presentar un inesperado desafío al Chelsea por el campeonato, derrotando a su paso rivales con mayor nómina.

Ahora el Tottenham debe ver hacia abajo, con una ventaja de ocho puntos sobre el Liverpool a falta de tres jornadas. Los Spurs estarán por primera vez en ediciones consecutivas de la Liga de Campeones. Pero por segundo año en fila, perdieron cualquier aspiración del campeonato en las últimas semanas de la temporada.


>