.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 26 de mayo de 2017


La pareja formada por la actriz Salma Hayek y el empresario francés François-Henri Pinault ha venido protagonizando desde hace casi una década uno de los matrimonios más estables y entrañables de la escena pública, a lo que sin duda ha contribuido la naturalidad con la que ambos se expresan sobre algunos de los aspectos más íntimos de su vida en común.

Pero curiosamente el último de los ejemplos a los que ha recurrido la intérprete mexicana para insistir en la buena marcha de su relación hace referencia nada menos que a las sospechas de una posible infidelidad por parte del galo, del que Salma ha revelado que durante unos días mantuvo alarmantes conversaciones con una mujer británica llamada Elisa.

"Un día me enteré de que le habían dejado un mensaje de voz en su teléfono que decía algo así como: 'Hola, si quieres mejorar tu nivel de inglés, ¿por qué no practicamos ahora mismo?'. La voz era muy sensual y lo primero que pensé fue: '¿Pero qué narices? ¿Quién es esta tal Elisa que va detrás de mi marido?'. Pero luego recapacité y pensé que lo mejor era dejarlo pasar", empezó a relatar la artista en el programa de la BBC 'The Graham Norton Show', antes de reconocer que en realidad no tenía intención alguna de olvidar el asunto.

"El caso es que tres horas más tarde me crucé con él y empecé a gritarle: '¿Quién es esta tal Elisa y por qué quiere que la llames?'", añadió justo a continuación.
Como se encargó de explicarle el propio François al tiempo que trataba de tranquilizar a una alterada Salma, el presidente del conglomerado de firmas de moda Kering había recurrido pocos días antes a una popular aplicación móvil de aprendizaje de idiomas, que incluía un servicio automatizado de prácticas de conversación, para mejorar su pronunciación de la lengua inglesa.

"Se empezó a reír y trató de explicarme que todo era parte de una aplicación que le estaba ayudando a mejorar su pronunciación del inglés británico", manifestó la estrella de Hollywood para cerrar con un final feliz y divertido tan llamativa historia.

La versátil intérprete también ha aprovechado su paso por el famoso espacio televisivo para exhibir nuevamente su aversión hacia el presidente del país donde reside a tiempo parcial, Estados Unidos, y sincerarse acerca de la primera impresión que tuvo de Donald Trump cuando le conoció en persona años antes de que este se planteara siquiera iniciar su carrera hacia la Casa Blanca.

"Sí que he estado con él en alguna que otra ocasión, y solo puedo decir que en mi caso lo que ves es lo que hay. Dos días después de que fuera elegido presidente, decidimos hacer una piñata con su imagen. Parecíamos niños pequeños, empezamos a atizarle a la piñata con todas nuestras fuerzas hasta que cayó destrozada al suelo. Imagínate como me siento, siendo mexicana y de raíces árabes", indicó sobre los orígenes libaneses de su familia


>