.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 26 de mayo de 2017

Tegucigalpa, Honduras - El Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) convocó ayer a las elecciones generales el 26 de noviembre, a las que podrán concurrir 6,2 millones de hondureños de los 8,7 millones de habitantes que tiene el país.

El magistrado presidente del TSE, David Matamoros, dijo en cadena nacional de radio y televisión que la convocatoria es para elegir a un presidente y tres designados (vicepresidentes) de la República, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano, y 298 alcaldías municipales.
Agregó que las elecciones generales de este año serán las décimas celebradas de manera consecutiva desde las de 1981, "siendo este el período más largo de vida democrática de nuestra historia, en la cual las hondureñas y los hondureños acudimos a las urnas a forjar el destino que nos marca como pueblo y nación".

En los comicios participarán diez partidos políticos, de los que solamente siete tienen representación en el Parlamento: Nacional, en el poder; Libertad y Refundación (LIBRE); Liberal; Anticorrupción; Democracia Cristiana; Unificación Democrática e Innovación y Unidad-Socialdemócrata.
Los que no tienen representación en el legislativo son el Alianza Patriótica Hondureña, Frente Amplio y el Centro Social Cristiano.

Matamoros señaló que a todos los partidos políticos que no participaron en elecciones primarias, a las alianzas y a las candidaturas independientes que soliciten la inscripción de sus candidatos, el TSE les garantiza su inscripción y reconocimiento siempre y cuando cumplan con las normas establecidas.
"Hacemos un llamado a los partidos políticos y sus candidatos para que lleven a cabo una campaña de altura, propositiva e innovadora", añadió.

Además, le pidió a los políticos que "asuman con la mayor de las responsabilidades la transparencia en el manejo de los fondos de campaña y en la ejecución de las tareas que dentro del proceso electoral, la ley les asigna".

El magistrado también invitó a la sociedad civil y a los medios de comunicación "a que acompañen al TSE como veedores de la justa electoral, haciendo llegar sus observaciones y recomendaciones e informando al pueblo hondureño de manera objetiva".

"Nuestro compromiso es el de desarrollar un proceso electoral inclusivo, tomando en cuenta a todos los miembros de nuestra sociedad sin discriminación alguna", recalcó.
Agregó que se trabaja de cerca con las organizaciones de personas con discapacidad y con las que representan a los pueblos indígenas y afrohondureños, y con los demás sectores interesados en hacer valer sus derechos, para que se acerquen y juntos construir "un proceso electoral abierto y participativo".

"Convocamos a todas las ciudadanas y ciudadanos habilitados para ejercer el sufragio para que acudan masivamente a las urnas, la participación ciudadana fortalece y sostiene nuestra democracia: en las urnas el pueblo es el soberano y de su mandato emanan todos los poderes", acotó.

En las elecciones de noviembre el presidente del país, Juan Orlando Hernández, buscará reelegirse por el Partido Nacional, lo que rechaza la oposición, que alega que está violando la Constitución, que prohíbe esa práctica bajo cualquier modalidad.

En efecto, la Constitución prohíbe la reelección, pero un fallo del poder judicial, de 2015, dejó abierta la posibilidad.

En un intento por evitar que Hernández sea reelegido, ha surgido una alianza integrada por LIBRE, que coordina el expresidente Manuel Zelaya, derrocado en junio de 2009, el Partido Anticorrupción (PAC) y el Innovación y Unidad-Socialdemócrata (PINU-SD).

Los primeros dos partidos surgieron tras el golpe de Estado a Zelaya y el domingo pasado anunciaron con el PINU-SD que el candidato presidencial de la alianza será el líder del PAC, Salvador Nasralla. EFE


>