.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Domingo 07 de mayo de 2017

Aaron Hernández, el jugador de fútbol americano que fue sentenciado a cadena perpetua por asesinato en 2015 y que el pasado mes de abril se suicidó en su celda, dejo una nota muy particular a la hora de quitarse la vida, según reportó TMZ.

El escrito fue dirigido a su prometida, Shayanna Jenkins, y casi al final de esta, el otrora ala cerrada de los New England Patriots le dice a su novia que es “rica”.

TMZ especula que, de acuerdo con las leyes de Massachussets, una persona sentenciada que falleció es considerada culpable solo si se cumplió con el proceso de apelación sin que se haya cambiado la decisión penal sobre el recluso. Hernández todavía no había comenzado a apelar, por lo que el ex jugador murió siendo “inocente”.

Por consiguiente, legalmente los Patriots no pueden justificar el haberlo despedido y deberían pagarle el resto de su contrato firmado en 2012, meses antes del asesinato de Odin Lloyd, por el cual fue acusado y sentenciado. La cantidad garantiza del acuerdo asciende a seis millones de dólares, lo que pasaría a la cuenta bancaria de Jenkins, quien junto a Hernández son padres de una niña.

Con este panorama, se puede determinar por qué el ex atleta se quitó la vida, justo días después de salir librado de un doble asesinato ocurrido en 2012, y del cual también era sospechoso.


>