.

.


Viernes 07 de abril de 2017

Tegucigalpa, Honduras - Abuso de autoridad y extorsión estarían cometiendo las autoridades del Servicio de Administración de Rentas (SAR) al pedir información reservada de los clientes de las instituciones bancarias.

Así lo expusieron ayer los directivos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), quienes advirtieron que acudirán a las instancias administrativas, civiles y penales para que la resolución de la SAR quede anulada.

Argumentaron que proporcionar los datos de los clientes es ilegal y riesgoso para las personas que tienen cuentas en los bancos. 'Le puede solicitar información cuando es para efectos tributarios, pero la información personal está protegida por todas las leyes del país', manifestó Armando Urtecho, director ejecutivo del Cohep.

Indicó que en primera instancia se notificó al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) y a la Procuraduría General de la República (PGR), esta última por una posible demanda contra el Estado. 'Contra el que abusa de la autoridad es al que se presenta el requerimiento', sostuvo Urtecho.

Por el momento, la Ahiba no brindará la información de los clientes. Conflicto La controversia surge luego de que el SAR solicitara a la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) los datos personales de los clientes. Específicamente, la información requerida es: nombre completo, número de identidad, dirección, números telefónicos y correo electrónico. El SAR aplicó el artículo 72 numeral 1 del Código Tributario, pero aplicado de forma generalizada y no individualizada, según el asesor del Cohep, Arturo Alvarado.

Los empresarios también denunciaron que el SAR está obligando a los contribuyentes exentos a presentar declaración de impuesto sobre la renta.



>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua