.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Sábado 08 de abril de 2017

Por NICOLE WINFIELD

ROMA (AP) — El papa Francisco exhortó el sábado a los jóvenes a que encabecen el futuro de la Iglesia, aunque expresó dudas de que vivirá lo suficiente para verlo.

El pontífice de 80 años se refirió a su mortalidad en dos ocasiones en pocos minutos durante una vigilia para alentar el entusiasmo por la Jornada Mundial de la Juventud prevista para 2019 en Panamá.

"No sé si seré yo, pero el papa estará en Panamá", declaró Francisco ante la multitud en la basílica de Santa María la Mayor.

Minutos antes, el pontífice arrancó un suspiro de nerviosismo a los oyentes cuando les dijo en broma: "A mi edad, nosotros (los viejos) estamos cerca de morir".

Sensible a la congoja que había suscitado, Francisco agregó: "¿Quién garantiza la vida? Nadie. A la edad de ustedes, tienen el futuro por delante".

Francisco, famoso por sus declaraciones informales y de autocrítica, ha dicho reiteradamente que no prevé durar mucho tiempo como papa.

Desde el inicio de su papado hace cuatro años, Francisco pronosticó que sería pontífice de dos a cinco años. Tampoco descartó la posibilidad de renunciar como lo hizo su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI.

Sin embargo, no hay indicios de que el pontífice esté aflojando el paso.

Este mes, el papa comienza la primera de sus giras de 2017 en las que tiene previsto visitar Egipto, Portugal, Colombia, la India, Bangladesh y tal vez Sudán del Sur.
Francisco también se prepara para participar en el sínodo de los obispos a fines de año, el cual estará dedicado a la juventud.

El Vaticano ha pedido a los jóvenes que den sus opiniones y participen en el sínodo. Francisco fue más allá el sábado al afirmar que quiere la participación no solo de católicos devotos sino de todos los jóvenes, ateos incluidos.

"El futuro está en las manos de ustedes", expresó el papa.

El sínodo permite a los obispos presentar propuestas al pontífice con el fin de configurar un futuro documento papal. El anterior sínodo de la familia con Francisco tuvo fuertes divisiones sobre los temas del matrimonio, el divorcio y el acceso a los sacramentos.


>