.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 28 de abril de 2017

BANGKOK (AP) — Una corte tailandesa ordenó el viernes la detención del heredero de la compañía de bebidas Red Bull por un atropello mortal con fuga en 2012, anunció la policía del país. La orden emitida por un tribunal de Bangkok podría hacer avanzar el caso después de cinco años en los que no se han presentado cargos.

Vorayuth "Boss" Yoovidhya está acusado de huir del lugar de un accidente de tránsito en 2012 en su Ferrari después de haber atropellado mortalmente a un policía que patrullaba en motocicleta. Su familia, que posee la mitad del imperio de bebidas energéticas Red Bull, tiene una fortuna estimada en más de 20.000 millones de dólares.

El fiscal pidió la orden de arresto después que Vorayuth incumplió el plazo del jueves para comparecer. La corte aprobó la orden por los delitos de abandonar el sitio del accidente y conducir de manera imprudente, dijo el vocero policial Krisana Pattanacharoen.

"Será procesado como cualquier otro sospechoso que evade una orden de arresto", dijo Krisana. "Hay decenas de miles de sospechosos como éste".

El caso ha llamado la atención como ejemplo de la impunidad de la que gozan los ricos e influyentes en Tailandia, que pueden evadir o demorar la acción de la justicia como no podría hacerlo un ciudadano común.

Se desconoce el actual paradero de Vorayuth.
"Cuando entre a Tailandia podremos detenerlo", dijo a la prensa el jefe de la policía nacional, general Chaktip Chaijinda, antes del otorgamiento de la orden de arresto.

Vorayuth se había negado a comparecer con el argumento, a través de su abogado, de que era tratado injustamente o que tenía ciertas obligaciones en el extranjero. De acuerdo con un informe reciente de The Associated Press, lleva una vida de lujos, asiste a carreras de Fórmula Uno, practica snowboarding en Japón y pasea en yate por Venecia.

El cargo de conducir de manera imprudente conlleva una pena máxima de 10 años de prisión, pero prescribe a los 10 años.


>