.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 28 de abril de 2017

Emocionado por su boda, un hombre se tomó una ‘selfie’ común y la compartió en las redes sociales… sin imaginar que un pequeño detalle delataría algo por lo cual lo está buscando la policía.
Pete Hemsley es un hombre británico que, un día antes de su boda, quiso compartir en las redes la emoción que le produce el inicio de su nueva vida.

“Anoche un hombre soltero. Mañana un hombre casado. Momento aterrador. No puedo esperar para casarme con mi princesa @geordieprincess”, publicó en Twitter.

Aunque ciertamente el tuit no era ofensivo ni comprometedor, el problema estuvo en la foto. El hombre lucía unas gafas de sol que mostraban el reflejo del tablero de su auto, en donde podía verse no solo que se tomó la selfie mientras manejaba, sino que además viajaba a exceso de velocidad.

La imagen llegó a ojos de la policía local, que decidió contactar al hombre vía Twitter y comunicarle que había sido acreedor a una multa y a una reducción en el puntaje de su licencia de manejo.

“No recibimos nuestra invitación para el gran día, pero te enviaremos un pequeño regalo de todos modos, por el valor de 200 libras esterlinas y 6 puntos”, se lee en el tuit de la policía, llamada Operation Dragoon.

La publicación de Pete, así como la respuesta de la policía, se hicieron rápidamente virales. Tras el escándalo, el joven cerró su Twitter y su novia cambió su cuenta personal a un perfil cerrado.



>