.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 21 de abril de 2017

Para algunos padres, hablar con sus hijos adolescentes puede ser comparable a caminar de puntillas por un campo minado. Si bien en parte esto es así por lo volátiles que pueden llegar a ser los adolescentes, también son fácilmente influenciables y es difícil saber cómo van a tomar la opinión de los padres.

Esa es la razón por la cual muchos padres y madres evitan hablar de cosas importantes en general, incluida la cuestión de la marihuana, según los resultados que arroja la nueva y exclusiva encuesta de Yahoo News y Marist. Esta revela que el 28% de padres nunca han abordado temas relacionados con substancias psicotrópicas.

El 37% dice que no hablan con sus hijos sobre la marihuana porque simplemente no saben qué decir, pero el 34% dice que no se sienten cómodos con el tema. Y el 19% alude a otra razón para guardar silencio: no quieren incitarlos a consumir la droga.

Según Barbara Greenberg, una psicóloga especializada en adolescentes que vive y trabaja en Connecticut, y que es coautora del libro Teenage as a Second Language: A Parent’s Guide to Becoming Bilingual, se trata de una lógica incorrecta.
“No hablar sobre algo, no significa que no vaya a pasar”, le señaló Greenberg a Yahoo Beauty. “Eso es un pensamiento supersticioso”.

¿Entonces qué debes decir sobre los peligros de fumar marihuana –se sabe que es especialmente perjudicial para los cerebros en edad adolescente‒ y qué no? Entre las reglas de oro, de acuerdo a Greenberg y a otros expertos que le han dado su opinión a Yahoo Beauty, figura la importancia de hacerlo pronto (preferiblemente cuando tu hijo todavía sea preadolescente), ser directo y honesto, y conversar un buen rato. Para más detalles y puntos a tratar con tu intimidante adolescente, sigue leyendo…

Empieza antes de que comience la escuela secundaria
Lo mejor es comenzar a abordar el tema “tan pronto como los chicos oigan hablar de la marihuana, y ni bien empiecen a estar expuestos a medios que mencionen al cannabis… probablemente lo mejor sea en torno a los 11 años”, sugiere Greenberg. La encuesta de Yahoo News y Marist muestra que los adultos que han hablado con sus hijos sobre la marihuana coinciden en que comenzar pronto la conversación es algo bueno, aunque puede que esperen uno o dos años más. Los padres informan que la edad promedio en la que tienen esa conversación por primera vez con sus hijos es entre los 12 y los 13 años.

Lisa Damour, psicóloga especialista en adolescentes y directora del Centro para la Investigación sobre Chicas de la escuela Laurel, en Ohio, dice que se trata de un buen punto de partida. Concretamente le comentó a Yahoo Beauty que es una buena idea hablar de estos temas espinosos lo más pronto posible, “y especialmente sobre la marihuana, porque es habitual que sea tratado con normalidad en canciones y vídeos”.

“No es un tema que se aborda una sola vez, por lo que no hay tal cosa como ‘la conversación’”, insiste Damour, autora del libro Untangled: Guiding Teenage Girls Through the Seven Transitions Into Adulthood. Una razón, explica, es que “los hijos pueden asimilar una cantidad determinada de información de una sola vez”, y es posible que se escapen de esas conversaciones difíciles con cierta rapidez. Así que necesitarás repartir la información. 

Con el paso del tiempo, tendrás que variar el mensaje, pues querrás transmitirle diversos grados de detalle en distintos momentos de su desarrollo, añade Damour. Además, los adolescentes cambian su manera de pensar. “Un niño de 13 años podría pensar que lo último que quiere hacer es meter una sustancia extraña en su cuerpo”, indica, pero cuando pasa a tener 15 años y descubre que sus compañeros o compañeras fuman habitualmente, esa postura puede cambiar.


>