.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Sábado 08 de abril de 2017

Inder Bugarin, corresponsal

BRUSELAS, Bélgica, abril 8 (EL UNIVERSAL).- Tras emplear maletines bomba, armas largas, cuchillos, camiones y vehículos privados, los drones cargados con explosivos podrían ser el siguiente método utilizado por los simpatizantes del Estado Islámico (EI) para causar terror en Europa.

Es la advertencia que hace la unidad del Ministerio del Interior de Países Bajos, responsable de combatir el terrorismo (NCTV por sus siglas en neerlandés), en su última evaluación sobre la amenaza del extremismo a nivel global.

La instancia expresa en el informe su preocupación sobre la capacidad innovadora y de aprendizaje del Estado Islámico y sus seguidores.

“Miembros de este grupo en Irak y Siria ya utilizan drones con explosivos en sus ofensivas en el campo de batalla (...) En los canales de difusión del EI este tipo de ataques son glorificados. Esto podría inspirar a los yihadistas en Occidente”, alerta.

En una misiva enviada al Secretariado del Parlamento, el Ministerio del Interior sostiene que el empleo de artefactos aéreos no tripulados es una de las tecnologías que evoluciona más rápido, y ante la cual las autoridades se están quedando rezagadas respecto a la detección, identificación y neutralización de los aparatos en ámbitos no autorizados.

Reconoce que Holanda, identificado como uno de los principales blancos potenciales del terrorismo islámico, apenas está desarrollando el protocolo multidisciplinario sobre cómo responder a incidentes con drones.

La alerta es emitida a escasos tres días de que el terrorismo sacudiera el metro de San Petersburgo, con un atentado bomba que dejó un saldo de 14 muertos y 51 heridos.
De acuerdo con el informe holandés, durante 2016 se registraron 22 ataques yihadistas en Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. De ellos, 19 fueron perpetrados por radicales que actuaron en solitario, aunque casi todos tuvieron contacto con la red del EI y se inspiraron a través internet.

El documento sostiene que Al-Qaeda, continúa siendo una amenaza, aunque la organización no se ha adjudicado un atentado desde la ofensiva contra el semanario "Charlie Hebdo".

Igualmente acecha a Holanda y sus vecinos europeos el grupo Hay’at Tahrir al-Sham (Organización para la Liberalización del Levante), creado en Siria en enero pasado luego de la fusión de la organización fundamentalista Jabhat Fatah al Sham con otras cuatro fracciones yihadistas.

Las tres organizaciones registran en sus filas combatientes de origen holandés. Se estima que 280 individuos con pasaporte holandés partieron a Irak y Siria para combatir en nombre de la yihad; 50 de ellos habrían regresado hasta el pasado 1 de abril. El informe sostiene que los retornos podrían aumentar por la pérdida de territorios del EI.

>