.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 07 de abril de 2017

TEGUCIGALPA. El exmandatario hondureño, Porfirio Lobo Sosa, recibió en su vivienda al periodista de CNN, Fernando del Rincón, quien lo entrevistó sobre la actual situación por la que está pasando él y su familia.
En el marco del juicio que condenará a su hijo, Fabio Lobo, el periodista le solicitó una entrevista y él aceptó.
Asimismo, en dicha entrevista se habló desde sus sentimientos como padre, al ver a su hijo en esa difícil situación hasta cómo llegó él a verse involucrado.
Incluso, en un momento, puede verse que el expresidente se siente triste pero decepcionado de las acciones y el camino que decidió tomar su hijo.
Fuertes declaraciones, tales como prácticamente negarse a visitar a su hijo en prisión si él resulta culpable por el delito de narcotráfico, contra el cual luchó durante tantos años.
Por otra parte, muestra algunos documentos que lo exculpan de recomendar a Los Cachiros el fundar una empresa para lavar activos; de la misma manera, muestra que durante su gobierno, la lucha contra el narcotráfico fue eficiente.
La entrevista concluye con palabras firmes del expresidente que asegura que no tiene miedo de ser investigado porque sabe que es inocente. Y citó la conocida frase: El que nada debe nada teme.


A continuación, le presentamos íntegramente la entrevista completa; para lo cual se utilizará la F, para todo lo que el periodista Fernando del Rincón diga o pregunte.  Asimismo, la letra P, para todo lo que sea manifestado por el expresidente, Porfirio Lobo Sosa:

F: ¿cómo recibe esta noticia?, ¿cómo se siente usted con todo esto, al ver a su hijo en esta situación?
P: Mire, como padre, lo lamenta mucho. Le digo, no desearía que ninguna familia atraviese por esto. Y yo he sido desde el inicio muy claro en algo. Mi hijo ha reconocido que él ha cometido un error, que él ha sido responsable de lo que él ha aceptado su responsabilidad. Entonces yo digo, bueno, una persona mayor, 46 años, con su familia que da mucho pesar, tiene 3 niñas. Pero cada quien, Fernando, es responsable de sus actos y yo siempre he insistido. Siempre ha sido mi lema en toda mi vida de funcionario; nadie está por encima de la ley. No le queda a uno más que sentirlo porque sí duele para un padre. Sí duele. Y le insisto, no se lo deseo a nadie.
F: ¿Se siente traicionado de laguna forma, presidente? ¿se siente alguna especie de traición por parte del hijo o cómo lo asimila?
P: Mire, lo que yo sé es que no es la formación que se le dio, ni es el ambiente en el que se desarrolló tampoco. Mi hijo es un abogado y notario público, tenía pues su bufete con trabajo de muchas instituciones y muchas instituciones financieras. Entonces esto es algo como que totalmente fuera del contexto de lo que es el espacio para el cual fue formado pero bueno, son decisiones. La gente comete, todos cometemos errores y él ha aceptado su error y por eso se ha declarado culpable de lo que él ha dicho que es responsable.
F: ¿Nunca sospechó nada, presidente? o, ¿vio alguna actitud extraña? ¿nunca sintió que se desaparecía de más de su vida?
P: Bueno, lo único fue ahí que pudo haber llamado la atención, es que hubiese en él un crecimiento económico desproporcionado pero la verdad que nunca lo miramos. Es más, ni lo tuvo tampoco porque después de que todo esto ha sucedido estaba en la Comisión de Banca y Seguros como de las personas que no son sujetas de crédito. No vimos ningún crecimiento económico en él que nos dice como señal de alarma que algo estaba pasando.
F: ¿En algún momento usted dijo: No lo creo, mi hijo es inocente? ¿Siempre tuvo esa postura hasta que se declaró culpable?
P: Sí hay cosas como estas mire: uno tiene los hijos pequeños en casa y a veces ahí salen sorpresas. Pero ya cuando un hijo es mayor, ya cuando tiene su familia, pueden pasar meses que uno no lo mira. Pero entonces como le digo, si hubiésemos visto, como en esos casos de la gente que se mete en estas actividades, que se ve un crecimiento económico, hubiese sido una señal de alarma; que alguno de los hermanos hubiese reportado o hermana, pero nadie ni miró nada anormal. En el tema de lo que se puede ver claramente es que el dinero no se puede esconder.
F: ¿O sea, que sí pensó en un momento que era inocente?
P: Pues, yo lo que dije, él está en manos de la ley, la justicia norteamericana pues tiene un alto nivel de credibilidad; no podemos dudar de eso. Y si él es inocente, ahí vamos a estar con él. De hecho se le ha apoyado en cuanto a poner el abogado, verdad. Porque es algo muy importante darle la oportunidad, verdad, de que se agote el proceso.
En este lapso de la entrevista, Fernando del Rincón, menciona el documento de 29 páginas donde se menciona su nombre; en el cual, también se dice que prometió a Los Cachiros que no tendrían problemas con su negocio durante su gobierno.
F: ¿Cómo recibió esta noticia y qué responde?
P: Mire, voy a decirle claramente, ese delincuente es el que me ha dejado a mí erizado no por lo que un delincuente pueda decir pues porque al final puede decir cualquier cosa. Si ha sido capaz de hacerse responsable de asesinar a 78 personas. Oigame bien, a 78 personas. Ese ciudadano miente y le insisto, está mintiendo. Esa reunión nunca se dio, no es mi testimonio de vida. Mi lucha siempre ha sido contra la delincuencia y soy muy poco de andar diciendo lo que yo hice, podemos decirlo así. Pero si usted revisa mi historia de funcionario, es más le voy a entregar un documento, no para que lo veamos aquí; donde hay medio centenar de leyes en las que yo participé.
F: Dicen que en esta reunión también se le habrían dado medio millón, ¿no?
P: Todo en contra de la delincuencia (refiriéndose al documento que entregó). Entonces el tipo miente. Está mintiendo.
F: ¿Por qué cree usted que miente?
P: Porque recuerde usted que lo que busca es salvarse; involucrar reduce su pena y yo le digo una cosa. Mire, al día siguiente de que él hizo los señalamientos, me presenté yo ante la Fiscalía General del Estado.
F: ¿Para ponerse a disposición?
P: Claro, el tipo está mintiendo. Mire, y se lo quiero yo repetir. Nunca he sido amigo ni socio ni colaborador; ni he sido ni seré de ningún delincuente.
Minutos después, le preguntó sobre las fotografías donde sale con uno de Los Cachiro y otros acompañantes. Fernando mencionó que parece ser en el palacio de gobierno y que fue un día después de que fue electo presidente.
F: Cuénteme de esa fotografía. Explíquele a los hondureños, explíquele a la audiencia internacional. ¿No los conocía, sí los conocía? ¿Por que salen juntos en la fotografía?
P: Ellos, ¿cómo actúan? Con el ropaje de empresarios. Yo quiero decirle a usted de que cuando yo llego a la presidencia de la república aquí en Honduras, ese no era un problema aquí. Eran empresarios, miembros de las cámaras de empresarios, asociaciones, relación con banco, esto y lo otro, o sea, empresarios. Y eso no es únicamente exclusivo para Honduras; es en todos los países que ellos operan con el ropaje de empresarios. ¿Qué es lo que hicimos en mi gobierno? A esa careta de empresarios, hacerle así (quitarle la máscara) y descubrir quiénes verdaderamente eran. Que son unos delincuentes, narcotraficantes, que como vemos han causado cuánto dolor a las familias hondureñas.
F: ¿Podemos pensar o decir que los conocía pero como empresarios o ni siquiera?
P: No los conocía. Ellos pueden haber llegado a la fotografía pero yo no los conocía a ellos. Solo es parte de un grupo de inversionistas, ¿qué sé yo?, que esto que lo otro. Pero es usando el ropaje de empresarios. Eso lo hacen ellos, así han operado no únicamente ellos, tienen que haber más por allí.
F: Por otra parte, Fernando también preguntó sobre los supuestos contratos que dos despachos del gobierno habían otorgado a la compañía fantasma Rivera Maradiaga S.A. de S.V. para lavado de dinero, la cual es INRIMAR.
P: Mire usted le cuento, dice él en esa parte que yo le aconsejé que formara una empresa para lavar dinero. ¿Esa empresa sabe cuándo se fundo? El 3 de junio de 2009, antes del Golpe de Estado, de la crisis política que tuvimos en Honduras. Es decir, no era ni yo el favorito para ganar las elecciones.
F: ¿Usted cree que haya un sistema de lavado de dinero disfrazado en el país que no ha podido ser detectado?
P: Es muy posible. Pero casi todos los países la historia es la misma y algo más, para que se den contratos tiene que haber calificación de las empresas, tienen que pasar un filtro. Mire (enseña documento) pre calificada. Eso no lo hace el secretario de estado, lo hacen comisiones integradas.
F: Pero esto fue para el año 2013; aparece como una de las empresas calificadas para poder optar a ejecutar proyectos. Es decir que pasó los filtros o los dejaron pasar los filtros.
P: Pues yo no creo porque sería dudar de una cantidad de gente enorme, cantidad de filtros.
F: ¿Pero podría ser o no?
P: No creo, más creo yo que lo que le he señalado; operan como empresarios.
F: Ese documento que están presentando precisamente en respuesta de lo estipulado por la fiscalía, ¿es en la búsqueda de qué presidente? Porque la inocencia ya no se puede demostrar para Fabio porque asumió una culpabilidad. Pero, ¿qué se busca? ¿una reducción de pena?
P: No, él asumió un nivel culpabilidad. Él tuvo la valentía, como dice el abogado de él, de poner los pies en la tierra y decir: Yo cometí un error pero este es el error que yo cometí. Entonces la fiscalía, lógicamente, lo que busca es ver cómo le eleva la pena para los cuatro puntos ahí que dan: si era líder, que usaba armas, que dirigía las operaciones, que pagaba coimas, que esto y que lo otro.
Entonces los abogados, la defensa tiene que introducir un documento, parte de lo que introdujo hoy, tiene plazo hasta el viernes de la otra semana, donde él va a dar los elementos para evidencia que es por lo que él se declaró culpable y tuvo la valentía de hacerlo; que no está intentando salvarse como está haciendo el otro, mintiendo y bueno. Es exactamente de lo que él es responsable y de lo que reconoció su error. Entonces el abogado tiene que presentar un documento donde él dice: Mire, este está mintiendo, como lo dijo hoy. Un momentito, INRIMAR, no fue consejo del presidente Lobo porque se fundó el 3 de junio de 2009, mucho antes de que fuera presidente.
F: Eso era para exonerarlo.
P: Para que no le suban los castigos.
F: Presidente, ¿usted está consciente de que en cualquier momento podrían venir por usted? Es decir, las autoridades estadounidenses, con este testimonio. ¿Se ha preparado ya su equipo para enfrentar algo así?
P: Mire lo que le voy a decir, yo no debo nada, no tengo nada que temer. Me presenté ante la Fiscalía de Honduras y cualquiera que me requiera a mí, para que yo vaya y rinda declaraciones o como lo consideren, estoy listo. No tengo ningún problema en hacerlo, yo sé que soy inocente. No tengo nada que ver. En cierto modo los comprendo; tienen razón de vengarse hombre. Y sí le digo una cosa, por lo que yo estoy pasando, le puede pasar a muchos otros que luchan contra estos grupos de criminales y solo les digo yo: No se vayan a amedrentar, sigan luchando. Porque también hay una condición que es ahí medio rara que es en el año electoral. A los políticos siempre nos salta un poco la, como dicen, la intención política.
F: La Fiscalía señala como coincidencia que durante su gobierno no hubo extradiciones.
P: ¿Cuál es el proceso? El Estado pide a un ciudadano para que sea extraditado, a cancillería. Cancillería, inmediatamente, trasladaba los expedientes a la corte. Pero veámoslo en el tiempo, verdad. La corte nombra un juez ejecutor, ese juez ejecutor revisa por qué están pidiendo al ciudadano hondureño y también tiene derecho a defenderse. Y una vez que la corte dice: Sí procede la extradición, da la comunicación al Ministerio de Seguridad para que ese ciudadano sea capturado y sea puesto a la orden para ser extraditado. Entonces, ellos no se extraditaron porque nadie los pidió y además de eso, ellos se fueron a entregar allá. ¿Pero qué pasó con ellos? Tienen razón de estar enojados, hombre. Oigame, les incautamos, aquí tengo el dato, incautaron 121 empresas; entre empresas, bienes y demás con un valor de 800 millones de dólares.
F: Sin embargo, usted aquí en este documento nos habla de que parte de las incautaciones se pudieron salvar porque se les había dado información previa para poder retirar bienes y que no se los quitaran por completo y quien habría estado en coordinación para avisarles de esas situaciones habría sido Fabio.
P: Mire, yo, lo que sí le digo es lo siguiente: se hizo la incautación, se hicieron las incautaciones. La incautación más grande de bienes que se ha hecho a un grupo criminal. La incautación más grande, entonces pues no sé que, no dudo que haya todavía pendientes cosas que se pueden incautar; a lo mejor hay todavía. Pero sí le digo que la Fiscalía General del Estado, que los organismos de investigación…
F: ¿Y esta incautación fue particularmente a Los Cachiros?
P: A Los Cachiros. No si mire qué interesante esto, para hacerle la comparación de cómo era el tema. El 2010 solo la Secretaría de Seguridad incautó a narcos 14.3 millones de dólares. ¿Sabe cuánto se incautó en el 2009? 600,000. Ajá, vea usted lo siguiente.Todas estas leyes que se aprobaron; una ley muy importante fue la ley de intervención de las comunicaciones y se los voy a, permítame leérselos ahí. Discúlpeme que tal vez abuse un poco de su tiempo pero…
Le comentaba que el 70 % de los vuelos relacionados con la narcoactividad llegaban a Honduras; de lo que llegaba a la región, el 70 % llegaba a Honduras. 2006-2010, o sea, a enero de 2010.  ¿Sabe con cuánto cerramos? Con el 20 %. Fíjese en algo más: más de 200 mil kilogramos en mi período de gobierno. Mire, 43 aviones, 176 barcos y lanchas, es más hasta 5 sumergibles.
F: ¿Por qué no pensar que todo eso en efecto se dio para limpiar el camino y dejar solamente un cartel?
P: Como le digo, ellos mienten y mienten y mienten. Y le digo algo, ¿a quién se le dio la incautación de bienes más grande en Honduras? A Los Cachiros. Verdad que parece que es un poco.
F: ¿Y no conoció usted a Devis Leonel Rivera Maradiaga?
P: Yo no los identifico así como tal.
F: ¿Nunca supo ni como empresario, no recuerda haberse presentado?
P: Un encuentro personal no. No le digo que no lo miré, que no venía en un grupo de empresarios. Oigame bien, de empresarios.
F: Su hijo, sabiendo el riesgo que corría que era un grupo de empresarios y si ya Fabio tenía el conocimiento de sus actividades, ¿por qué usted nunca lo alertó? ¿no cree que pudo ser parte del esquema para darles ese respaldo?
P: Lo que pasa es que si usted mira, qué respaldo pudo haber sido.
F: Bueno, hay policías extraditados. Esos son los que andan en la carretera.
P: Pero como un tema de una operación, en la cual el Estado participa, Fernando, eso no existe. O sea, es totalmente falso. Yo no sé a lo que él se pudo haber comprometido, lo que él pudo haber dicho. Si eso es bien simple, la gente que dice: me dijo.
F: ¿Usted sabiendo que estaba combatiendo a Los Cachiros, nunca hubo una señal, algún comentario de parte de Fabio? Porque eso que usted me dice y esas incautaciones estarían afectando a las personas con las que Fabio estaba vinculado. ¿Fabio nunca le dijo nada o se acercó a investigaciones o tuvo acceso, como su hijo, a esta información antes de que se ejecutara?
P: No creo que un hijo le diga a un padre. Pero mire lo que le voy a decir, si lo hace a mis espaldas, ¿con quién podía hacerlo que no  me dijese a mí? Eso tiene que ser lo que él aceptado, que es a bajo nivel no como parte de una estructura del Estado.
F: Su piedra más fuerte hoy en día en el soporte de todo lo que ha compartido con nosotros y con nuestra audiencia, ¿será el mismo testimonio de su hijo?
P: Yo no sé lo que él ha dicho.
F: Porque si alguien lo puede desvincular es él o si alguien puede corrobar algo, es él. Porque se supone que Fabio es el que hace los acercamientos con usted, Los Cachiros, para que tengan una especie de protección por parte del Estado Hondureño bajo su mandato. ¿Será su hijo el que lo salve de esto?
P: Lo más importante de todo esto son mis acciones, mi consciencia y la gente que trabajó conmigo. Eso es lo más importante.
F: ¿Usted mete la mano al fuego por la gente que estaba con usted?
P: Claro. Bueno, lo que yo le digo es que nunca miré en nadie un sesgo de querer beneficiar a ningún delincuente, al contrario, un equipo que empujaba.
F: En aras de la transparencia, ¿hasta dónde está usted dispuesto a comprobar que han mentido? ¿Pondría sus cuentas a disposición?
P: Claro. Yo le dije a la Fiscalía que investigue.
F: ¿Antes, durante y después de su gobierno?
P: Claro que sí.
F: ¿Bienes, propiedad, todo?
P: Lo que sea.
F: ¿Tiene casas en el extranjero?
P: Sí, en un lugar. En Miami.
F: ¿Y tiene la forma de comprobar que es dinero legal?
P: Claro. Totalmente. Mire ve, me hace lo que no me gusta a mí verdad, pero le voy a decir algo. Yo soy parte de una familia que ya está trabajando en la finca, la quinta generación. Mi tío abuelo que es el que fundó la finca fue en 1890; estamos hablando ya de 130 años casi. Trabajó mi papá, trabajamos nosotros, han trabajado mis hijos, he trabajado yo, mis nietos están trabajando allí. O sea, siempre, ahí está todo. Las propiedades, las cuentas, las declaraciones del impuesto, lo que sea, a la orden de las autoridades. No tengo ningún problema.
F: Su hijo terminará en prisión a como dé lugar. O sea, ya no hay salida de eso. Será el tiempo el que será determinado. ¿Lo va a ir a visitar?
P: No sé. Es algo que no he pensado. Es decir, mire ve, es medio complicado porque a veces no sabe uno qué pensar ni qué decir. Si él es inocente, voy a estar al lado de él y ya si es culpable, pues ya son otras variables. Lo que sí le digo a la familia de él aquí, pobrecitas las niñas de él, hombre. Tengo que ayudarles, es algo que considero es mi obligación hacerlo. Es mi sangre y, ¿qué voy a hacer? No puedo castigarlas por un error del papá. El tiempo se encarga de borrar cosas.
F: ¿Le duele, verdad, presidente?
P: A cualquier padre le duele. Yo le digo, no desearía ver a otro padre en esta situación y no voy a decir que sean los fiscales, que sean los jueces. Lo que sí le digo es que los narcos, los delincuentes, lo que menos quieren es que el Partido Nacional gane las elecciones. Esa garantía téngala. Ellos saben lo que significa que el Partido Nacional gane las elecciones; entonces van a hacer todo lo que tengan que hacer para que el Partido Nacional pierda las elecciones.
F: Respecto a una parte del documento en la que se expresaba que los mandatarios quedaban entre sí con buenas relaciones. Del Rincón expresó que muchos hondureños tienen la idea de que todos los mandatarios de un mismo partido ocultan las cosas que hizo el presidente anterior y por eso es que muchas veces se maneja que todos están involucrados en la red de corrupción.
F: ¿Qué responde usted a los hondureños que imaginan estas cosas?
P: Yo me puse a la orden de la Fiscalía, tienen el acompañamiento de la MACCIH, y lo hago porque yo estoy tratando de que no se esconda nada ni que mucho menos. Es más, yo no veo que el presidente Hernández  esté protegiendo a nadie.
F: ¿Usted ha hablado con él, no?
P: Hace mucho tiempo que no hablamos.
F: ¿De este tema no hablaron?
P: No porque cuando suceden estas cosas mejor hay que apartarse y defenderse uno. Pues si es algo legítimo sobre todo cuando le digo, da un poco de indignación, se lo digo sinceramente. Decir, contra lo que tanto ha luchado uno, imagínese luchar contra estos delincuentes y asesinos confesos y que ahora le quieran decir que está relacionado con ellos. O sea, va totalmente en contra de lo que es la realidad de las cosas y yo sí les entiendo. Ellos tienen su forma de vengarse. Es su forma de vengarse.
F: ¿Confía en que lo exonerará la justicia estadounidense?
ÚLTIMAS PALABRAS DE PORFIRIO LOBO
P: Pues yo le digo, yo no debo nada, no tengo ninguna relación ni hoy ni ayer ni tendré mañana con ningún delincuente, ni con el narcotráfico ni mucho menos. Jamás. Es contra lo que he luchado porque le insisto, 80 % de las pérdidas de vidas humanas en Honduras, se debe a la relación con el narcotráfico. Violencia generada por el narcotráfico.
No estoy en ninguna campaña porque mi ciclo político ya terminó, lo que se refiere a cualquier candidatura; pero si me tocara hacerlo de nuevo, lo haría de nuevo. Y le digo a todos aquellos luchadores que están por allí, que no se amedrenten, que sigan luchando con energía, con decisión porque si hay que sacrificarse luchando contra ese mal hay que hacerlo y vale la pena. No tengo temor de nada, absolutamente de nada porque no debo nada. Como dice un cercano suyo con el que hable: El que nada debe, nada teme.
Fuente: CNN

>