.

.


Jueves 13 de abril de 2017

Washington, 13 abr (EFE).- El Buró Federal de Investigaciones (FBI) puso esta semana al pandillero hondureño Walter Yovany Gómez en su lista de criminales más buscados en Estados Unidos y ofreció una recompensa de 100.000 dólares por su captura.

Gómez, alias Cholo, está acusado de cortarle el cuello a un amigo y clavarle un destornillador una veintena de veces en mayo de 2011 en Plainfield (Nueva Jersey), en un crimen "brutal y premeditado" relacionado con las pandillas, aseguró hoy el agente de la policía federal Daniel Brunner, que lleva el caso, en un mensaje de radio.

Walter Yovany Gomez, también conocido como Walter Ríos Gómez y "Geovany", es miembro de la pandilla MS-13 y llegó a los Estados Unidos como inmigrante indocumentado desde Honduras.

En el momento del crimen, según el FBI, Gómez intentaba convertirse en miembro de la mara, para lo que llevó a cabo el asesinato sin importarle que la víctima, Julio Matute, era su amigo y compañero de pandilla, aunque había caído en desgracia por mantener contactos con miembros de otra banda.

"Para convertirte en miembro de la MS-13, tienes que matar a alguien en nombre de tu grupo local", en este caso la Plainfield Locos Salvatruchala, a la que pertenecía Gómez, y solo entonces se pueden tatuar las letras MS-13, aseguró Brunner.

"Su amigo nunca se lo vio venir. Realmente fue algo brutal. Su amigo nunca tuvo una oportunidad", dijo el agente en su mensaje de radio sobre el asesinato, cometido el 8 de mayo de 2011, cuando Gómez se presentó en casa de la víctima con otro amigo.

El grupo estuvo toda la noche bebiendo, fumando marihuana y viendo la televisión, "todos eran amigos", relató el agente en un comunicado.

Pero a la mañana siguiente, cuando la víctima se vestía para ir a trabajar, Gómez tomó un bate de béisbol y le golpeó repetidamente en la nuca para, una vez caído en el suelo, cortarle la garganta con un cuchillo y apuñalarlo en la espalda con un destornillador.

Lo apuñaló tantas veces que cuando se descubrió su cuerpo, una semana después, los policías creían que lo habían acribillado a tiros, agregó Brunner.

"Cholo" escapó en la operación en la que fue capturado su cómplice y la policía cree que se oculta en Maryland o en el norte de Virginia, donde la pandilla MS-13 tiene "miles de miembros", según el agente especial encargado del caso. EFE

>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua