.

.


Jueves 13 de abril de 2017

El ejército de Estados Unidos lanzó sobre el este de Afganistán, la bomba no nuclear más potente, un gigantesco proyectil de unas 10 toneladas de peso, diseñado para destruir complejos de cuevas y túneles subterráneos, conocida como “la madre de todas las bombas”, según Europa Press.

La bomba, GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast bomb (MOAB), fue arrojada sobre túneles del Estado Islámico, en la provincia afgana Nangarhar, desde un avión MC-130.

“A medida que las pérdidas del Estado Islámico (EI) han aumentado, están usando bunkers y túneles para aumentar su defensa”, dijo el general John Nicholson, comandante de las Fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, en un comunicado. “Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva contra (EI)”.

Es la primera vez que una MOAB es usada en campo de batalla. El artefacto fue desarrollado en la guerra de Irak en 2003, pero nunca fue utilizada antes en la guerra, de acuerdo a información de CNN que cita fuentes del Ejército.

>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua