Domingo 26 de marzo de 2017

Tegucigalpa (EFE).- Los hondureños que viajen al exterior deberán vacunarse contra la fiebre amarilla para evitar que contraigan esa enfermedad, de la que ha surgido un brote en Brasil que ha causado unos 300 muertos, dijo hoy el jefe de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud de Honduras, Bredy Lara.

Añadió que las autoridades hondureñas consideran que urge tomar medidas para evitar el ingreso al país de la fiebre amarilla, enfermedad de la que el último caso se registró en el país centroamericano en 1940.

Lara indicó a periodistas que casos de fiebre amarilla al parecer también se han incrementado en Bolivia, Colombia y Ecuador.

La Secretaría de Salud ha solicitado, a través del Instituto Nacional de Migración, a las líneas y autoridades de los aeropuertos del país que exijan a los viajeros el carné de vacunación contra la fiebre amarilla, que tenga una vigencia efectiva de al menos diez días antes de salir al exterior.

La medida sanitaria se ha puesto en marcha atendiendo advertencias y recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), recalcó Lara.

Añadió que Honduras ha venido ejerciendo controles desde hace unos 20 años para evitar que surjan casos de fiebre amarilla y que la vacuna contra esa enfermedad está disponible en los 18 departamentos del país.

Los hondureños que quieran viajar, para aplicarse la vacuna deberán presentar unos diez días antes su itinerario de viaje y el pasaporte para garantizar la efectividad de la cruzada sanitaria, según explicó Lara. EFE


>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua