.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Miércoles 08 de julio de 2015 – 09:20 PM

Tegucigalpa, Honduras - El consejero del Departamento de Estado de EE.UU., Thomas Shannon, dijo hoy en Tegucigalpa que las manifestaciones contra la corrupción de los últimos días en Honduras "no son una crisis" y que representan "una gran oportunidad" para que el Gobierno responda al pueblo hondureño.

"Esas protestas no son una crisis, esas protestas son manifestaciones pacíficas, democráticas, que muestran claramente el interés del pueblo hondureño en recuperar su voz, entonces yo no lo veo como crisis, lo veo como una gran oportunidad para el gobierno responder al pueblo", subrayó Shannon en una rueda de prensa.
En las últimas semanas centenares de hondureños aglutinados en el movimiento "indignados" se han manifestado en varias ciudades del país en contra de la corrupción y la impunidad.

Los "indignados" exigen también la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (Cicih), con participación de Naciones Unidas, y la renuncia del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien la semana pasada propuso un diálogo nacional "sin condiciones" para tratar temas como la corrupción y la impunidad.

La instalación de una Cicih tiene que ser "una solución hondureña" para problemas del país centroamericano y no una copia de la Comisión instalada en Guatemala, señaló Shannon, que resaltó que hay varios países, incluyendo Estados Unidos, dispuestos a colaborar con Honduras en este proceso.
Shannon dijo que el diálogo nacional que propone el presidente Hernández podría tener "un papel importante para presentar diferentes ideas y determinar cuál sería la más factible aquí (en Honduras)".

"Cada país necesita ayuda en promover la transparencia y enfrentar la corrupción y la comunidad internacional está dispuesta (...), a ayudar, pero al fin del día es una decisión hondureña y sería un error para nosotros tratar de anticipar en esa decisión, tratar de interferir en el proceso hondureño", enfatizó el funcionario estadounidense.
Shannon encabeza una delegación de Estados Unidos compuesta por representantes de varias agencias de ese país que el lunes inició en El Salvador una visita a Centroamérica, la que continuará el jueves en Guatemala, hacia donde viajará hoy.

Acompañan a Shannon el secretario adjunto de Estado, William Brownfield; el secretario adjunto de Seguridad Nacional, Alan Bersin; la administradora adjunta en funciones de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Beth Hogan, y el fiscal general adjunto, Kenneth Blanco. EFE

>