.

.


Lunes 06 de julio de 2015 – 02:35 PM

Giselle Vanessa Vaquedano Sevilla
Analista Internacional
consultorainternacionalhn@yahoo.com

En el concierto de naciones, muchos países velan por orientar sus estrategias tanto nacionales e internacionales para combatir   el incremento del efecto invernadero, cada día  el cambio climático se está intensificando  de manera notoria en todas las regiones del mundo.

Como seres humanos nos encontramos con desafíos cada vez mayores, nuestros recursos naturales  se están agotando debido al mal uso.

Las primeras sospechas de que “nuestra casa el planeta tierra” estaba sufriendo cambios naturales surgieron a principios del siglo XIX, y  fue en este siglo que se logró identificar el efecto invernadero natural.  El calentamiento global y el cambio climático se ha visto aumentado por los gases de efecto invernadero, gases como dióxido de carbono y metano están aumentando los efectos.

Las nuevas tendencias globales como la invención de poderosas tecnologías y la producción excesiva de bienes y servicios   contribuyen a la destrucción de ecosistemas por ende el cambio climático.

 Investigaciones nos revelan que la producción de petróleo en el mundo en el año 2013 anda en 75 millones de barriles al día cifras alarmantes considerando que la mayoría de emisiones de gases de efecto invernadero vienen de la quema de combustibles como   petróleo.

Desde los años setenta las naciones del mundo  comenzaron un verdadero proceso de concientización  sobre la amenaza latente del aumento del efecto invernadero y  su íntima relación con el cambio climático.
El protocolo de Kioto ha sido uno de los pilares fundamentales en concientizar sobre la reducción de  emisiones de CO2, al centrar sus objetivos a reducir en un 50% las emisiones en el año 2050 con respecto al 1990.

El protocolo de Kioto,  de la convención marco de  Naciones Unidas sobre cambio climático se compromete a los países altamente industrializados a estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero.

No solo los países con altas tazas de desarrollo en la economía e industria emiten  GEI, también nosotros como individuos tenemos nuestra propia cuota de responsabilidad. Los medios de transporte que utilizamos, la energia electrica, la diversidad  de productos que consumimos  en grandes cantidades, de forma inagotable, se suman al efecto destructivo de nuestra atmosfrera.

Otras cumbres como la celebrada en el año 2010 en Cancún, han intensificado la lucha contra del cambio climático creando  el “fondo verde” de más de cien mil  millones de dólares anuales a partir del año 2020 para países en desarrollo.
Naciones Unidas a partir del año 1995 se ha tomado la ardua tarea de hacer conferencias anuales  encaminadas a crear nexos jurídicamente vinculantes  con los países participantes, para que estos tomen acciones relevantes para combatir el cambio climático. 

En el año 2014 en la Cumbre sobre Cambio Climático, el Secretario de Naciones Unidas   motivo a los países participantes, a tomar medidas más audaces para reducir las emisiones de dióxido de carbono, sobre todo a los  países altamente industrializados, mayores productores de gases de efecto invernadero, entre los que figuran; China, Estados Unidos y la India.

Por su parte china en la cumbre de cambio climático del  año 2014 se  comprometió a reducir en una 40% la intensidad de emisiones de carbono para el 2020, como también intensificar la cooperación Sur Sur en temas de cambio climático.
Los países en desarrollo deben  procurar ser parte de la cooperación Internacional dirigida a proyectos y programas que fortalezcan la lucha en contra de la generación descontrolada de emisiones de gases de efecto invernadero.

En Diciembre del 2015  París, será escenario de magnas propuestas,   el acuerdo universal y central que se pretende cerrar en  la Cumbre del Cambio Climático en Paris  consiste en “limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2C°” Retos de la Cumbre de  París 2015.

La adopción de  medidas y marcos regulatorios en los que se emitan sanciones a los responsables de la contaminación del medio ambiente y detrimento de la biodiversidad “es urgente”, en concordancia con  el trabajo  tanto de las instituciones públicas como privadas, como actores  determinantes para la protección de los ecosistemas que estan en constante evolución.

Si queremos seguir conservando nuestra única casa, todos los sectores  tienen que incorporarse y estar a tono con  la implementación de  medidas y acuerdos  interregionales, que   se generen para contrarrestar el avance del cambio climático.

>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua