.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Lunes 06 de julio de 2015 – 02:00 PM

Tegucigalpa, Honduras.- Los facilitadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) invitados por el Gobierno de Honduras para un diálogo nacional con diversos sectores del país comenzaron a llegar el domingo a Tegucigalpa, informó hoy una fuente oficial.

"El equipo estará en Tegucigalpa del 5 al 10 de julio y tras los encuentros con los diversos sectores valorará cuál será la mejor manera de contribuir al esfuerzo del Diálogo Nacional convocado por el mandatario hondureño", Juan Orlando Hernández, indicó la Casa Presidencial en un comunicado.

La petición de los facilitadores de la OEA y la ONU fue formalizada a finales de junio pasado en Washington y Nueva York por el canciller hondureño, Arturo Corrales.
Según la información oficial, la misión facilitadora de la OEA la preside el diplomático chileno John Biehl, del Departamento de Asuntos Políticos del ente regional.

Por la ONU, la representación la encabeza Andrés Salazar, jefe del equipo para Centroamérica del Departamento de Asuntos Políticos del organismo mundial.
Se suman Alejandro Bendaña, asesor del Equipo de Reserva de Apoyo a la Mediación, y Brenden Varma, oficial de Asuntos Políticos.

El presidente hondureño invitó el 23 de junio pasado a un diálogo nacional "sin condiciones" para tratar asuntos de interés para el país, entre ellos la lucha contra la corrupción y la impunidad, lo que exige un denominado "Movimiento Indignados" desde mayo.

Hernández también solicitó a la ONU y la OEA facilitadores para que contribuyan a un mejor desarrollo de la iniciativa gubernamental, a la que se oponen algunos partidos de oposición y el movimiento de los "indignados" que desde mayo protesta con "marchas de las antorchas" en las principales ciudades del país.

Las misiones de la ONU y la OEA "se preparan para desarrollar en Tegucigalpa un diálogo con los diversos sectores participantes en forma preliminar, así como con las autoridades gubernamentales mientras se instala oficialmente el gran Diálogo Nacional", indicó la Presidencia.

Durante la visita de Corrales a Washington, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo que la Organización "está muy involucrada en los temas políticos de Honduras, por lo que procuraremos facilitar las instancias de diálogo y solución de conflicto que puedan llevar a soluciones".

Los "indignados" también exigen la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH) y la renuncia de Hernández y sus ministros.
Las autoridades del país centroamericano investigan al menos doce sonados casos de corrupción registrados en los últimos ocho años, entre ellos un millonario desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que salpica a funcionarios de los últimos tres Gobiernos, políticos y empresarios, entre otros sectores.
Antes de asumir el poder en enero de 2014, Hernández solicitó la intervención del IHSS por las denuncias sobre actos de corrupción en la institución que ya trascendían en el país.

Hernández también ha ordenado como gobernante la intervención de dependencias del Estado como el Instituto de la Propiedad, la Dirección General de Aduanas y el Instituto Nacional de Migración, entre otras.
Desde el 24 de junio pasado, Hernández se ha reunido con representantes de más de 20 sectores en el marco del diálogo al que ha invitado, entre ellos las Iglesias católica y evangélica.

La Iglesia católica ha designado como facilitadores para el diálogo al obispo auxiliar de la diócesis de San Pedro Sula (norte), Rómulo Emiliani, al sacerdote Antonio Salinas y al ingeniero Luis Gómez.

La Iglesia evangélica, por su parte, designó a los pastores Jorge Machado, Benito Benavides y Miguel Muñoz, según informó la Presidencia. EFE

>