.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Jueves 09 de julio de 2015 – 08:20 PM

Tegucigalpa, Honduras - La política e inversión en la primera infancia es una de las prioridades principales del gobierno hondureño.  Garantizar un buen ciclo de vida, desde el embarazo hasta asegurar que inicien  la educación básica a 90 mil niñas y niños de los municipios de Lempira e Intibucá es la meta en la primera fase de este proceso que se llevara a nivel nacional.  A fin de movilizar a las comunidades y medios de comunicación, hoy  en Casa Presidencial  se presenta la Estrategia de Comunicación "Criando con Amor”.

La Estrategia  “Criando con Amor”, ha sido diseñada a través de una metodología comunitaria y de piezas comunicacionales para asegurar el cambio de comportamiento a nivel de familia, comunidad y centros educativos de las regionales con mayor vulnerabilidad  por problemas  de salud,  agua,  saneamiento e higiene, seguridad alimentaria y nutricional, educación pre-básica, recreación y formación de valores.

La presentación de la estrategia de comunicación busca apoyar las acciones comunitarios que ya se realizan, involucrar a medio de comunicación y sector privado para que se concrete la responsabilidad social  empresarial   y se  sumen a un compromiso de nación en la implementación de las políticas de primera infancia  a  nivel local y nacional.

Según las estadísticas la situación en Honduras,  la población de niñas  y niños en las edades de 0 y 6 años representa el 28.3%. El 72% de las causas de muerte infantil son prevenibles. El 22.6% sufre desnutrición crónica y 15% no tiene su esquema completo  de vacunación. Las niñas y niños entre 0 y 6 años son cerca de un millón trescientos  mil.

El sistema educativo nacional solo contempla 1 año obligatorio de educación preescolar. La matrícula en pre escolar no alcanza ni siquiera a la mitad de niños y niñas. Las madres dan en promedio 2.5 meses de lactancia materna de los seis  exclusivos.

“Debido a una salud deficiente, una mala alimentación y falta de estímulos muchos niños y niñas comienzan tarde su educación o lo que es peor nunca llegan a la escuela y los que llegan tienen mal desempeño y no desarrollan plenamente su potencial, perpetuando  de esta manera el círculo de la pobreza. Invertir en los primeros años de vida ofrece oportunidades para superar algunos de los retos que enfrentan el país: la pobreza extrema, la deserción escolar, el desempleo y la violencia”,  dijo la Primera Dama de la Nación Ana García de Hernández.

“Es indispensable que nuestros menores reciban todos los cuidados que requieren para completar adecuadamente su primera infancia, que es cuando se desarrolla su intelecto, su carácter y su personalidad”.  Continuó explicando Ana de Hernández.

Recientes investigaciones de la neurociencia demuestran que el 80% de los cerebros se desarrollan desde las primeras etapas de la gestación y hasta los tres años de edad, por lo que este período representa la base fundamental de todo el aprendizaje posterior.

UNICEF tiene el  mandato de velar por el pleno cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, tal como lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño.

Cristian Munduate, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF),  asegura que“esta campaña  que posiciona la Política Nacional de Primera Infancia creada en el año 2010,  marca el inicio de una nueva Honduras a través del compromiso que tiene el  Gobierno de invertir en lo más importante para el futuro del país: los niños y las niñas, en especial a los más vulnerables, a ellos  queremos darles un buen comienzo de vida  para que desarrollen sus capacidades cognitivas, creativas, comunicativas y emocionales; invertir en estos primeros años es una oportunidad con amplios márgenes de ganancia a futuro”.

La visión del Plan Estratégico de Atención Integral a la Primera Infancia establece que al año 2025,  el conjunto de acciones de la Política Pública habrá contribuido a que los menores reciban una asistencia que asegure el cumplimiento de sus derechos.

“Estamos plenamente convencidos de la trascendencia del tema y de la necesidad de invertir en la  primera infancia para que los niños y niñas  tengan  más posibilidades de convertirse en adultos económicamente productivos”, finalizó diciendo la esposa del mandatario, Ana de Hernández.

>