.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 24 de julio de 2015 – 07:00 AM

Bogotá.- Excancilleres de diez países expresaron a través de una carta su apoyo al proceso de paz de Colombia y subrayaron que el fin del conflicto armado "entrañaría enormes beneficios económicos y de seguridad" al país y tendría un "efecto positivo" en Latinoamérica, informaron hoy fuentes oficiales.

Los exministros, entre los que se encuentran la estadounidense Madeleine K. Albright, el jordano Marwan Muasher, el israelí Shlomo Ben Ami o el británico Malcolm Rifkind, elogiaron los diálogos iniciados en noviembre de 2012 en La Habana y ofrecieron su asistencia en una misiva divulgada por la Presidencia colombiana.

En la carta, redactada en una reunión del Instituto Aspen, el grupo recuerda que posee experiencia en iniciativas de paz "en Medio Oriente, África subsahariana y otras regiones del mundo" de las que han aprendido que "las oportunidades de llevar a cabo negociaciones de paz serias son escasas y a menudo efímeras".
Por ello, elogiaron el proceso de Colombia, donde el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos "está en una posición sólida para poder concertar la paz", algo que sin embargo no será fácil, reconocen.

Entre los "ingentes obstáculos" para llegar a un acuerdo definitivo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), los excancilleres destacan el diseño del sistema de justicia que se aplicará a los guerrilleros desmovilizados en el postconflicto, la llamada "justicia transicional".
Para solucionar esta cuestión, aconsejaron que los negociadores de paz "entablen un diálogo periódico con los estamentos jurídicos tanto nacionales como internacionales, incluida la Corte Penal Internacional".

Los exministros instaron a Santos a mantener su "extraordinaria voluntad política" para firmar la paz con la guerrilla, y subrayaron recientes avances conseguidos en Cuba, donde tienen lugar las negociaciones, como el acuerdo para crear una Comisión de la Verdad o la intención de reducir la intensidad del conflicto.
El proceso de paz pasa por un mal momento y ha aumentado el rechazo ciudadano al mismo, según diversas encuestas. EFE

>