.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Jueves 11 de junio de 2015 – 04:30 PM

Tegucigalpa, Honduras - Una persona fallecida, inundaciones y un muro colapsado, son entre otros, los resultados que dejó la tormenta que azotó la tarde del jueves algunos sectores de la capital, donde los cuerpos de socorro tuvieron que multiplicarse para atender las emergencias presentadas en distintos sectores de la ciudad. 

El Comité de Emergencia Municipal (Codem) del Distrito Central, reportó la muerte de una persona a inmediaciones del mercado Mamachepa, e inundaciones en la zona de los mercados de Comayagüela, en algunos tramos del bulevar Fuerzas Armadas, el anillo periférico y la colonia Kennedy.

Asimismo, se reportaron inundaciones de viviendas en las colonias Cerro Grande, Tres de Mayo y Zapote Norte, así como el colapso de un muro entre la Primero de Diciembre y residencial Centroamérica, que dejó a varias familias evacuadas.

En el sector del Mamachepa un taxista del punto Kennedy-Centro, de quien no se dio su nombre, murió al resultar golpeado por el taxi que conducía al intentar subirse cuando  el vehículo era arrastrado por la corriente.

Mientras que varios puestos de venta de los mercados Las Américas, Colón y las afueras del San Miguel, en la primera calle, entre sexta y séptima avenidas de Comayagüela, resultaron inundados debido al problema recurrente de la acumulación de basura que obstruye los tragantes de agua.

A este problema se sumó a crecida del río Choluteca que ocasionó un reflujo en el caudal de la quebrada El Sapo, lo cual provocó que el agua se regresara e hiciera colapsar los drenajes producto de la acumulación de desperdicios que arrastró la corriente desde las partes altas de esta última vertiente.

En medio del agua estancada quedó un bus de la ruta Tiloarque-La Sosa con registro número 530, cuyo conductor y su ayudante esperaron hasta que el lugar quedó seco para sacar la unidad, no así los pasajeros que se bajaron asustados de la misma sin importarles mojarse con todo y ropa.

La situación de emergencia se debió a que en la capital no hay un verdadero sistema pluvial para evacuar las aguas lluvias, reconoció el director de Infraestructura de la comuna, Roberto Zablah, quien explicó que la municipalidad desde hace meses viene realizando trabajos de limpieza en los tragantes, cunetas y colectores en distintos sitios de la ciudad, para prevenir este tipo de casos.

“Estamos trabajando para poder el próximo año ir aliviando a través de un sistema pluvial que permita efectivamente drenar las aguas lluvias, pero en otros puntos de la ciudad hemos tenido problemas por el mal manejo de la basura”, ya que la población continúa depositando los desechos en cunetas, tragantes, ríos y quebradas, cuestionó.

Añadió que esta problemática se está tratando de combatir mediante la labor que realizan las microempresas de aseo, además del trabajo del personal del Codem que está atendiendo las emergencias, sino “la situación sería peor si no hubiéramos tomado acciones preventivas hace dos meses y medio”.

Señaló que las tareas de atención a las emergencias se efectúan de manera coordinada con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Cuerpo de Bomberos y otras instituciones de socorro.

Una vez que bajó el nivel del agua en los mercados, la maquinaria y las microempresas de barrido de Alcaldía Municipal procedieron a realizar la limpieza de desechos y lodo que quedaron acumulados, para después lavar las vías afectadas con cisternas, informó el responsable de este personal, Dagoberto Padilla.

“Vamos a revisar los tragantes que está alrededor y que no tuvieron la suficiente capacidad debido a la gran cantidad de agua que se desbordó por la quebrada, pero vamos a estar trabajando hasta que quede totalmente limpio el perímetro”, apuntó.

El problema se debe al desbordamiento de la quebrada El Sapo y a la falta de capacidad de los drenajes para evacuar toda el agua que corre, ya que antes había llovido y no se presentaron inundaciones en el lugar, pormenorizó. (GCI/AMDC).

>