.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Jueves 18 de junio de 2015 – 10:20 PM

Tegucigalpa, Honduras - El presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy en comparecencia de prensa que en el exterior "se ve con buenos ojos los procesos que lidera el país" en el objetivo de reducir la violencia y buscar el crecimiento económico en la región.

            Hernández subrayó que "la disminución del paso de droga por el país ha sido sumamente importante" y que la correlación entre el tráfico de drogas y cómo se dispara el delito que había antes, ahora es a la inversa.
            Eso deja entrever en la actualidad que "al bajar el tráfico de drogas se mira cómo se reduce la actividad delictiva, y en el caso de las muertes por cada 100,000 habitantes, en los últimos 24 meses ha descendido en 25 puntos", agregó.

            El gobernante señaló que los más de 7,000 millones de lempiras en bienes incautados a los narcotraficantes y el alto decomiso de droga entre 2014 y 2015, causa un impacto importante en términos de cómo están trabajando los operadores de justicia en el país.
            De su visita a Washington el miércoles, destacó que con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se habló del hecho que Honduras saliera de la lista de los cinco países que en su momento fueron calificados como los más violentos de América.

            "Hace unos años, tristemente estábamos en esa lista y desgraciadamente en el primer lugar, hoy podemos decir que Honduras está cambiando y de acuerdo a este índice global de paz ya no estamos dentro de los cinco países más peligrosos de América", enfatizó el dignatario.
            Se trata de un "un paso importante gracias a los operadores de justicia, a los ciudadanos que han contribuido y gracias a todos aquellos que hemos decidido poner el pecho por el pueblo hondureño  y lo vamos a seguir haciendo", agregó.

Lucha contra la corrupción
            Sobre la lucha frontal de su Gobierno contra la impunidad y la corrupción, destacó que también ha habido avance y que además se trabaja en la promoción de la transparencia a todo nivel.
            Esas buenas noticias sobre Honduras igual pueden confirmar que el país "salió del capítulo cuarto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y ya no estamos en la lista negra", expresó el presidente.

            Recordó que con Biden habló de la oportunidad que tuvo Honduras de ser el primer país en firmar un acuerdo con Transparencia Internacional, y que la presidenta de ese organismo (Huguette Labelle) vino a ratificar el convenio para suscribirlo a nivel mundial.

Ayuda de la OEA
            Hernández se refirió además a la reunión que celebró en Washington con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, con quien dialogó sobre un nuevo requerimiento al foro continental en varias actividades que impulsa el Gobierno en temas de seguridad y justicia.
            Como sucedió en el pasado, se ha requerido apoyo por tercera vez a una serie de trabajos de diagnóstico de los operadores de justicia, en especial con la Policía Nacional.

            "Esta vez se quiere hacer en aspectos técnico-científicos de la OEA en la lucha contra la impunidad, la corrupción y la lucha por la transparencia", dijo Hernández, quien además señaló que desde hace cuatro años se trabaja con la OEA en esos temas.
            El presidente destacó que es fundamental cuidar el momento actual que vive Honduras por la confianza y reconocimiento que depositan en el país organismos internacionales y naciones amigas.

            Afuera están viendo el crecimiento y despegue que está teniendo el país en varios campos, acotó.
            Destacó que "la armonía y el entendimiento (entre los hondureños), al margen de las diferencias sobre determinados temas, es fundamental en esta nueva etapa del país".
            "Así como se está viendo a Honduras desde Washington, desde América del Sur y Europa, liderando ciertos procesos en Centroamérica, lo seguiremos haciendo, pero en ese sentido es fundamental la cohesión y el aporte de cada uno de nosotros", expresó Hernández.
            El presidente considera que es normal que con algunos hondureños no se pueda coincidir en algunos temas, pero también reconoció y dijo que le satisface, que todo el pueblo "conoce mis convicciones, dónde estoy parado y hacia dónde quiero llevar a Honduras".

            Dijo además que "en la próxima etapa es bueno que el pueblo hondureño se pregunte qué va a aportar en esta nueva faceta del país y en la nueva era que debemos construir".
            El dignatario concluyó señalando que el pueblo hondureño ha madurado suficiente como para "palpar y asimilar el gran momento de Honduras", sin olvidar que es un deber "aportarle a la nueva Honduras en la que todos cabemos, todos estamos, pero en la que todos tenemos que contribuir trabajando, trabajando y trabajando".

>