Sábado 27 de junio de 2015 – 09:00 PM

Tegucigalpa, Honduras — Tres jóvenes "indignados" abandonaron el sábado la huelga de hambre que mantuvieron por seis días en las cercanías de la Casa Presidencial para exigir el fin de la corrupción e impunidad en Honduras, luego que los policías que acordonan la zona golpearan a uno de ellos.

    Otros cuatro siguen en la protesta, aunque en otro lugar de la calle y fuera de la línea de seguridad establecida por al menos 100 policías y soldados, que cerraron desde el lunes una arteria importante de la capital que pasa por las oficinas presidenciales.
    Junto a activistas pro derechos humanos y las tiendas de campaña que usaron en la protesta, la policía trasladó a sus casas a los líderes del movimiento Oposición Indignada identificados como Ariel Varela, Miguel Briceño y Osman Calero, cuando ellos anunciaron su retiro. 

    Gabriela Blen, una de las organizadoras del evento, dijo en rueda de prensa que "suspendimos esta protesta pacífica porque el Estado no garantizó nuestras vidas".
    Indicó que su compañero Briceño "fue empujado inicialmente por un policía cuando intentó conectarse a internet. Después, Briceño y Varela salieron un rato del retén y, al tratar de regresar, otro policía le propinó un golpe en el estómago y cayó al pavimento".

    Blen calificó la acción de "cobarde" porque "Briceño está débil tras casi una semana de no comer alimentos sólidos" y criticó al presidente Juan Orlando Hernández de violar los derechos humanos de los indignados. Anunció que el movimiento planificará nuevas protestas la próxima semana.

    Pero el portavoz policial Leonel Sauceda dijo que "nadie fue agredido por nuestros agentes, que son profesionales y están dedicados a servir al pueblo".
    Dijo los jóvenes traspasaron la valla metálica al salir del perímetro de seguridad impuesto por las autoridades para evitar que más indignados se sumaran a la movilización.
"Y, al hacerlo, ya no podían entrar de nuevo", subrayó.
   

>
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua