.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Miércoles 17 de junio de 2015 – 02:50 PM

Viena, Austria. El Dr. Francis Contreras, Subsecretario de Estado en el Despacho de Salud, participó en la “Conferencia sobre la Seguridad Informática en un Mundo Nuclear: Experiencia, Reflexión e Intercambio” de los Estados miembros y expertos externos del Organismo Internacional de Energía Atómica en Viena, Austria, con el propósito de elaborar una estrategia de comunicación para fomentar y alentar la implementación de los nuevos estándares de Seguridad.  Entre los participantes, además del representante de Honduras estuvieron presentes delegados de Argentina, Brasil, Chile, Cuba, España y la Organización Panamericana de la Salud – OPS.

En abril de este año, más de 70 representantes de gobiernos y expertos de 25 países de América Latina y el Caribe, España y los Estados Unidos de América, se reunieron en Santiago de Chile, Chile, para deliberar sobre como fomentar la implementación temprana de los Nuevos estándares básicos de seguridad en la región.  Entre los retos fundamentales identificados por los expertos participantes, se estableció la carencia de una comprensiva y sustantiva estrategia de comunicación, por medio de la cual se oriente y se informe a las autoridades de alto nivel y de quienes toman las decisiones.

En seguimiento a la reunión de abril, la sesión de junio, fue organizada bajo el auspicio de un proyecto de cooperación técnica ya puesto en marcha y del que Honduras es parte gracias a la gestión de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional por medio de la Subsecretaría de Cooperación y Promoción Internacional y la coordinación de la Misión Permanente de Honduras en Ginebra, Suiza. 

La congregación de expertos ofreció la oportunidad de hacer un balance de los progresos en base a las soluciones identificadas en Santiago de Chile, tanto en el marco del proyecto ya puesto en marcha como en el de futuros proyectos. Se dedicó una buena parte del programa al trabajo en grupo para diseñar una nueva estrategia de comunicación que promueva la pronta adopción de las NBS, y que haga énfasis en el mensaje de que la seguridad es clave para facilitar el acceso y la calidad de los servicios médicos haciendo uso de las radiaciones ionizantes.

En conclusión, se determinó que para maximizar el beneficio de la radiación y minimizar los riesgos, en adherencia a una comprensiva y sólida red gubernamental nacional, es esencial el compromiso de asegurar la efectiva coordinación y comunicación entre todos los actores nacionales.  La reunión, dejó en los participantes una clara visión de los obstáculos y las oportunidades a futuro.  En consiguiente, el OIEA y la OPS, con otros socios estratégicos, comunicaron la intención de fomentar una estrecha coordinación en torno a este tema –tanto dentro del Organismo como fuera de este.

En hospitales y centros de oncología de todo el mundo, la radiación por ionización es una de las herramientas más comunes utilizadas para el diagnóstico y tratamiento de cáncer, tumores y otras enfermedades comunicables y no comunicables.   

No obstante, cuando los instrumentos médicos son escasamente calibrados, o cuando la dosis de exposición es mal calculada, tanto el paciente como el profesional de la salud son expuestos al peligro.  En respuesta a este riesgo, y en orden de reforzar la protección y la seguridad de la radiación en todas las situaciones de exposición, incluyendo las aplicaciones médicas, el Organismo Internacional de Energía Atómica – OIEA y otras seis organizaciones internacionales, patrocinaron conjuntamente la elaboración de las Normas Básicas Internacionales de Seguridad 2014 - NBS de Protección Radiológica y Seguridad de las Fuentes de Radiación (BSS, por sus siglas en inglés).  

Entre otras cosas, las NBS establecieron las bases legales y regulatorias, con las cuales los países miembros del OIEA pueden diseñar y lanzar sistemas de protección y seguridad para proteger a las personas y el medio ambiente de los efectos dañinos de la radiación por ionización, además de evaluar, gestionar y controlar la exposición a la radiación, en la mayor medida posible, para reducir los efectos sobre la salud, incluyendo el medio ambiente.

>