.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Miércoles 10 de junio de 2015 – 05:20 PM

Tegucigalpa, Honduras - El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) detectó indicios de responsabilidad penal en una auditoría especial practicada al Programa Ampliando Horizontes (PAH-SE), dependencia de la Secretaría de Educación, relacionado a la compra irregular de pizarras interactivas y falsificación de facturas de hotel.

El ente contralor concluyó su investigación y en marzo emitió el informe No 001-2014-DASS-PAH-SE-B, mismo que contiene los hallazgos de la auditoría efectuada a dicha entidad correspondiente al período de gestión del 01 de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2012.

En vista que se detectaron indicios de responsabilidad penal, el TSC remitió dicho informe al Ministerio Público (MP) para que conforme a su facultad interponga acusaciones en los tribunales contra los que resulten responsables de la comisión de delitos.

“Existen indicios de responsabilidad penal, opinión que de ser compartida con esa Fiscalía, provocará que esa dependencia entable la acción penal correspondiente ante los Tribunales de Justicia respectivos”, cita parte del oficio remitido por el TSC, al fiscal general Oscar Fernando Chinchilla.

Si fuere necesario, el TSC le ofreció cooperación al MP para ayudar a fundamentar la acción penal en los tribunales.

Conclusiones
El Departamento de Auditoría del Sector Social del TSC inició en febrero de 2014 una investigación del accionar del Programa Ampliando Horizontes, de Educación, que concluyó en hallazgos de indicios de responsabilidad penal.

Específicamente, la auditoría se enfocó en constatar el sustento legal del proceso de compra de 22 proyectores para pizarras interactivas y 14 pizarras interactivas que el Programa Ampliando Horizontes adquirió bajo la justificación de beneficiar a varios centros educativos del país.

Se confirmó que mediante compras por separado de dichos bienes, a diferentes proveedores a un valor de 1,225,554.09 lempiras, se incumplió lo establecido en las Disposiciones Generales del Presupuesto al no realizar el proceso de licitación pública.

El TSC constató que efectivamente los procesos de las compras de Bienes Capitalizables realizadas por el Programa Ampliando Horizontes con el presupuesto del año 2010, las que ascienden a la cantidad de 1,225,554.09 lempiras, “no fueron realizadas conforme a los requisitos establecidos en las Disposiciones Generales del Presupuesto ya que por dichas adquisiciones correspondía efectuar el procedimiento de compra mediante licitación pública y no únicamente solicitud de cotizaciones que fue lo que se realizó”.

Además, se habría violentado disposiciones de la Ley de Contratación del Estado y la Ley General de Presupuesto.

Por tanto, el PAH efectuó la compra de las pizarras interactivas incumpliendo los requisitos establecidos en la normativa legal aplicable.

En consecuencia se habría incurrido en los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios, sancionados cada uno de 3 a 6 años de reclusión.

Otra anomalía
Otra irregularidad que descubrió la auditoría fue la falsificación de facturas de hotel que cinco funcionarios del PAH adjuntaron a gastos de viáticos y de viaje.

“Asimismo, el Programa Ampliando Horizontes (PAH) debió realizar confirmaciones de los documentos que se adjuntan a las liquidaciones de los viáticos y gastos de viaje otorgados a los diferentes empleados del Programa específicamente a las facturas de hotel, ya que según confirmaciones otorgadas por varios propietarios de los mismos, las facturas presentadas por algunos empleados no corresponden a las emitidas y usadas por ellos”, cita el TSC.

El ente contralor considera que por tal acción se habría incurrido en el delito de falsificación de documentos, sancionado de 3 a 9 años de prisión.

Finalmente, el TSC recomienda al fiscal general proceder a realizar las acciones correspondientes, por las inconsistencias encontradas en las facturas de hotel, soportes de las liquidaciones de viáticos y otros de gastos de viaje y las compras de bienes presentados por los empleados del PAH, los cuales no son consistentes con la normativa aplicable. 

El presente informe fue subido a la página web del TSC, donde se podrá obtener mayor información.


>