.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Jueves 11 de junio de 2015 – 01:30 PM

Tegucigalpa, Honduras.- El policía hondureño Wilmer Carranza Bonilla, requerido por la Justicia de Estados Unidos por tráfico de drogas, fue capturado hoy en Tegucigalpa, informó una fuente policial.

Carranza Bonilla fue arrestado en la capital hondureña tras recibir las autoridades una orden de captura de un juez hondureño, dijo el portavoz de la Policía Nacional, Leonel Sauceda, en una rueda de prensa.

El detenido es acusado de "conspiración para distribuir al menos cinco kilogramos de cocaína con el conocimiento y la intención de que la misma sería ingresada a Estados Unidos, y de conspiración para participar en el delito de lavado de dinero", explicó Sauceda.

El agente de la escala básica (menor rango) estaba asignado a una unidad de la Policía Nacional encargada de investigar los delitos de lavado de activos y narcotráfico, señaló Sauceda.
Según investigaciones de la Policía Nacional y Estados Unidos, Carranza Bonilla "está vinculado" con la red hondureña los Valle, cuyos miembros fueron extraditados a EE.UU. entre 2014 y enero pasado, añadió.

Sauceda precisó que Carranza Bonilla permanece en la unidad especializada Cobras, de la Policía de Honduras, bajo fuertes medidas de seguridad, y que en las próximas horas será presentado ante la unidad judicial competente.

La captura del agente "demuestra que sea quien sea que esté vinculado en actividades ilícitas y esté pedido para extradición, nosotros como Policía Nacional lo capturaremos", enfatizó el portavoz policial.

Una reforma constitucional aprobada en 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países.
El Supremo de Honduras aprobó en mayo de 2013 un instrumento jurídico que reglamenta el procedimiento y recoge las garantías de seguridad a los jueces que asuman esos casos.

Las autoridades de Honduras han entregado en extradición a Estados Unidos entre 2014 y febrero pasado a siete presuntos narcotraficantes hondureños que el país norteamericano reclamaba por introducir drogas a su territorio. EFE

>