.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Domingo 24 de mayo de 2015 – 07:20 PM

Tegucigalpa, Honduras - La Corporación Municipal del Distrito Central realizó un cabildo abierto en la residencial Las Uvas, de Comayagüela, con el objetivo de desafectar un área verde para la construcción de la Villa de los Niños, la cual no se efectuó debido a la fuerte oposición de los pobladores del lugar, que no quieren el proyecto en su comunidad porque consideran que les sobresaltará su convivencia.  

El predio que se les iba a conceder consta de dos manzanas, donde la asociación Aloysius construiría un complejo con aulas, laboratorios, dormitorios, gimnasio, talleres de diferente tipo, cancha de fútbol, piscina y un espacio para cultivos, entre otros módulos.

La Villa de los Niños es una iniciativa que funciona en varios países manejada por la congregación religiosa Hermanas de María, que ofrece educación integral a niños y niñas provenientes de hogares de escasos recursos económicos que no tienen la oportunidad de estudiar el ciclo básico y un bachillerato.

Los habitantes de la zona se oponen a la ejecución de la obra porque dicen que no fue suficientemente socializada y desconocen el impacto ambiental y social que les podría ocasionar, ya que en esa colonia hay mucha tranquilidad por estar en la periferia de la capital.

Antes de dar participación a los asistentes a la sesión, casi al borde del llanto, Karen Castro, una de las alumnas de la Villa de las Niñas, que funciona desde marzo del 2011 en el kilómetro 9 de la carretera a Olancho, explicó las bondades del proyecto y rogó a los habitantes de Las Uvas brindar una oportunidad a los niños pobres para que puedan tener una buena educación.        

La pequeña que no ocultó su tristeza ante la negativa de los pobladores, proviene de la aldea Chiquistepe, Valle de Ángeles, Francisco Morazán, donde se dedicaba a ayudarle a su madre a vender tortillas; ahora, gracias al proyecto y después de tres años de estar en el internado cursa el primer año de bachillerato en ciencias y humanidades.

No obstante, y después de varias manifestaciones en contra del sitio donde se pretende levantar la obra, el alcalde por ley Juan Carlos García, quien presidió la asamblea, pidió a los vecinos continuar en pláticas con los representantes de la asociación hasta que lleguen a un acuerdo satisfactorio para las dos partes.

Expresó que “en vista de haber celebrado el cabildo abierto y haberlos escuchado, en su mayoría, a todos ustedes, la corporación en pleno, de los que estamos hoy aquí con ustedes, ha tomado la decisión en consenso de no adoptar resoluciones a la solicitud de desafectación del área verde de la colonia Las Uvas por parte de la asociación Aloysius”.

Seguidamente dijo que “les invitamos a ambas partes a seguir dialogando para ver si llegan a un consenso final, nosotros hoy no podemos dar un veredicto en cuanto al tema de la solicitud y todos los compañeros estamos claros de que tienen que seguir dialogando”.

Explicó que hasta tanto no haya un acuerdo respecto a los estudios de factibilidad y se compruebe que los ciudadanos de la comunidad no serán afectados con la construcción de la obra, las autoridades edilicias tampoco cederán el terreno.

Entre tanto, una representante de las Hermanas de María, Dora Ramos, declaró que después de tres años que llevan trabajando en el país con la Villa de las Niñas, donde comenzaron con 90 pequeñas y ahora atienden a 600, el plan es iniciar con la Villa de los Niños para albergar a unos 700 menores y también ofrecerles una oportunidad de estudio.

En esta obra serán invertidos alrededor de 15 millones de lempiras porque son instalaciones de primer nivel que alojarán a niños pobres de todo el país, que son seleccionados después de realizarles un examen de admisión en cada lugar de procedencia. (GCI/AMDC).        

>