.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Martes 26 de mayo de 2015 – 03:20 PM

Giselle Vanessa Vaquedano Sevilla
Analista Internacional
consultorainternacionalhn@yahoo.com

Nos encontramos en un mundo en que la crisis se ha expandido como una pandemia que está afectando el modelo capitalista. Podemos asegurar que dicho modelo se encuentra enfermo y que  sufre de crisis generalizada.

En forma global “en nuestra casa el planeta tierra”   hay dificultades que van desde  materia energética, de alimentación, cambios climáticos, seguridad humana, seguridad alimentaria, agua y saneamiento.
La brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande, nos cautivamos por las potencias emergentes más sin embargo algunas de estas   arrastran gran desigualdad social.

 Brasil, país que cuenta con un pib elevado, gran productor y exportador de tecnología, con una política pública  que apuesta a la transnacionalización de sus empresas,  pero que no ha podido derrotar los grandes cinturones de miseria. Por lo que califica como  un ejemplo de grandes desigualdades sociales.

¿Podemos decir que el desarrollo va de la mano de la igualdad?
Joseph Estiglitz premio nobel  de Economía en el 2001, asevera; “El uno por ciento de la población disfruta de las mejores viviendas, la mejor educación, los mejores médicos y el mejor nivel de vida pero hay una cosa que el dinero no puede comprar la comprensión que su destino está ligado a cómo vive el otro 99%.  En esta acertada reflexión Estiglitz nos dice como a lo largo de la historia eso es algo que la minoría solo ha logrado entender  cuando es demasiado tarde.

Por su parte el presidente de Colombia Juan Manuel Santos   ha recapacitado en muchas ocasiones en el tema de la violencia y la democracia, su opinión sobre la crisis actual de Venezuela   es producto de la herencia que Chávez dejo a los venezolanos y que ahora está dando sus frutos.  Nos exhorta sobre el tema de seguridad se combate dándole más oportunidades a la población lo que aumenta de forma automática la igualdad.

En el contexto mundial existen instancias de toma decisiones globales como ser el G20 que ejercen una gran presión en la economía mundial, más sin embargo  los resultados no son los esperados y no constituyen un proceso de democratización de los países.
Experto aseguran que dichos procesos de democratización   han sido fortalecidas por instituciones como ser el fondo monetario internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) aunque queda mucho camino por recorrer.

Resulta incomprensible como las políticas de los tomadores de decisiones  orientan su balanza a los sectores más privilegiados apoyando infortunadamente el crecimiento de la brecha de desigualdad. Tendrá que existir una ruta de comprensión de los gobiernos en interacción con los organismos internacionales trabajando en conjunto por desarrollo en todos los sectores.

Los mecanismos o estrategias de los gobiernos deben orientarse en minimizar lo más pronto posible las brechas de desigualdad.

>