.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 22 de mayo de 2015 - 05:40 PM

Tegucigalpa, Honduras - El presidente Juan Orlando Hernández hizo hoy un recorrido por la región donde se localiza la Ciudad Blanca, en el sector de la Mosquitia, donde dijo que descubrió extensas áreas de bosque destruidas, lo que le causó "una mezcla de satisfacción y tristeza".

"Vengo con un doble sentimiento, de satisfacción por lo que representará para Honduras el descubrimiento de Ciudad Blanca, pero triste por lo que están haciendo algunos malos hondureños en varias zonas en términos de tala de bosques, ganadería y agricultura extensiva, por los problemas que están creando", indicó Hernández.

El gobernante recorrió la zona de la Ciudad Blanca acompañado de autoridades de la Fuerza de Tarea que brindará protección al sitio arqueológico que guarda restos de una civilización hasta ahora desconocida.

En declaraciones en la Casa Presidencial, Hernández pidió a los pobladores de las zonas que podrían ser reservas naturales en los departamentos de Gracias a Dios y Olancho, que denuncien a la línea 130 a todos los que acostumbran prácticas de tala de bosque o agricultura y ganadería extensiva en perjuicio de esa región.
"A todos los que están destruyendo el bosque en Gracias a Dios y en las zonas inmediatas a Ciudad Blanca y en Olancho les digo que no lo vamos a seguir permitiendo", advirtió el presidente.

Agregó que es "triste ver cómo están dañando el medio ambiente" con la quema del bosque, la agricultura, la ganadería extensiva y otras actividades que son perjudiciales.
Indicó además que las operaciones que está coordinando actualmente la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) en el departamento de Olancho se extenderán hasta las zonas que están siendo destruidas "con el objetivo de protegerlas".

El mandatario también le solicitó a los alcaldes y otras autoridades que hagan lo suyo para la protección de una región que es importante, además, porque es fuente de agua y oxígeno para los mismos habitantes precisamente cuando el país está sufriendo las consecuencias del cambio climático.

Entre otras medidas, Hernández indicó que le está enviando al fiscal general del Estado un informe para que los fiscales asignados a la Fuerza de Tarea de Preservación de la Ciudad Blanca procedan con su trabajo lo antes posible.
La idea del Ejecutivo es tomar pronto las medidas del caso para controlar la tala del bosque.

Se espera además que los organismos competentes también envíen al Poder Ejecutivo un proyecto de ley que será remitido al Congreso Nacional para modificar la legislación que trata sobre la preservación del bosque y las sanciones contra los depredadores.

"Ante las consecuencias que sufrimos del cambio climático en todo el mundo y ante lo vulnerable que es Honduras en términos de este azote, se hace necesario preservar el bosque", dijo el presidente.
Indicó además que su Gobierno está interesado en establecer varias zonas o parques de reservas naturales y que las Fuerzas Armadas han entrado en operaciones para evitar los daños contra la naturaleza.

"No podemos seguir tolerando este tipo de actividades, esa ganadería extensiva, igual la agricultura y quema del bosque", subrayó.
Hernández considera que las acciones que se han emprendido hasta ahora para la protección del bosque no han dado los resultados esperados en el país.

"Hay mucha incomodidad con lo que se ha visto y por ahora estamos a tiempo para detener este problema, que igual genera otros inconvenientes en todo el país", agregó.
El gobernante recordó que le ha solicitado a los ejecutivos de National Geographic que el lanzamiento de la edición de su revista con un reportaje especial sobre la Ciudad Blanca, previsto para octubre, se haga desde Honduras.

"Esperamos que ese lanzamiento mundial despierte en los extranjeros esa curiosidad por conocer más de Ciudad Blanca", dijo el gobernante.

>