.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Martes 19 de mayo de 2015 – 07:50 PM

Tegucigalpa, Honduras - Para  fortalecer el proceso de reinserción de los niños y adolescentes migrantes retornados desde los Estados Unidos, la alcaldía; la empresa privada; el Gobierno, y el PNUD, promueven en Catacamas Olancho, un conjunto de servicios que buscan mejorar la calidad de vida de esta población y desmotivar la migración.

El representante adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Edo Stork, el director ejecutivo de la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON), Guadalupe López, y el coordinador de la unidad para la Reducción de la Pobreza del PNUD, Luis Gradiz, acompañados por el alcalde, Lincoln Alejandro Figueroa, hicieron una vista de campo para constatar los avances y obstáculos del proyecto que se ejecuta en conjunto, para atender a la población migrante retornada de ese municipio.

Este monitoreo servirá para fortalecer la ejecución de las iniciativas de reinserción  del proyecto “Asistencia a la reintegración comunitaria de los niños, niñas y adolescentes migrantes retornados”, como seguridad alimentaria; generación de empleo; seguridad ciudadana y el reintegro a la escuela que ha logrado mejorar en parte la condición física y emocional  de un grupo de niños, expresó Stork.

La mesa de trabajo local organizada para este fin, compartió las experiencias sobre la articulación, coordinación y recopilación de la información de cada una de las comunidades donde se concentran las familias retornadas.

En la Comunidad de La Sosa, adolescentes retornadas que habían mantenido un silencio hermético, en esta ocasión abrieron sus sentimientos y relataron entre sollozos las dificultades y peligros que enfrentaron buscando el sueño americano, con la intención de desmotivar a otras personas a emprender esta aventura que ofrece múltiples riesgos.

“Mi hijo quedó traumado de las cosas que nos pasaron cuando nos tenían secuestrados, pero poco a poco se le va pasando… fue horrible…”, relató  entre pausas Senia Díaz, mientras hacía esfuerzos para contener sus lágrimas.

En México,  Senia, Heybi Zavala  y sus pequeños hijos, pasaron ocho días raptadas por grupos guerrilleros  que las aterrorizaban y humillaban, según narraron.

“Si tuviera que elegir entre viajar de nuevo y buscar trabajo aquí en Honduras, aunque es difícil encontrar empleo, me quedo”, dijo en tono firme y segura Zavala.

Al final, se establecieron acuerdos para que el proyecto avance y se amplíen los espacios para integrar a otros actores claves de la sociedad en este proceso que será sistematizado para que a corto plazo, la experiencia se replique en otras zonas.

El programa que también se ejecuta en San Pedro Sula y El Progreso, cuenta con 42 casos documentados, de los cuales 19 son niñas y 23 son niños, todos ellos dispersos en este municipio.

"Traspaso legal de la infraestructura del centro de visitantes y del trabajo  construido y remodelado de las cabañas comunidad de El Venado, Choluteca"

>