.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Miércoles 22 de abril de 2015 – 05:30 PM

Tegucigalpa, Honduras - El documento del proyecto que contribuirá a reducir la liberación de una tonelada de mercurio por año en laminería artesanal y a pequeña escala (MAPE), fue suscrito hoy por la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas MI AMBIENTE, el Instituto Hondureño de Geología y Minas (INHGEOMIN) y por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El acuerdo fue suscrito esta mañana entre el ministro de Mi Ambiente, José Galdames y la representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Consuelo Vidal, ante la presencia del director ejecutivo del Instituto Hondureño de Geología y Minas (INHGEOMIN), Agapito Rodríguez, la Secretaria de Salud y representantes de otras instituciones clave para impulsar esta iniciativa.

Con un presupuesto de 1.3 millones de dólares financiados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés), el proyecto Gestión 
Ambientalmente Racional del Mercurio implementado por MiAmbiente e INHGEOMIN, con el apoyo del PNUD, contribuirá a reducir los riesgos asociados a la cadena de valor del mercurio, a través de la  implementación de medidas, normativas y tecnologías que promuevan una adecuada gestión del mercurio en el país. 
Con la firma del documento, se implementará un Proyecto Piloto en la Comunidad de San Juan Arriba, Municipio de El Corpus, Choluteca, en el que se realizará un monitoreo y evaluación continua sobre el mercurio.

En San Juan Arriba, municipio El Corpus, Choluteca alrededor de 900 mineros dependen de la extracción del oro con ingresos inequitativos. Cerca del 70 % de los trabajadores percibe ingresos mensuales entre  1000 y 5 500  lempiras. Durante el proceso de extracción, se producen liberaciones de mercurio al medio ambiente que afectan directamente a los trabajadores expuestos y a la población en general. A esto se suma que un 7 % de los trabajadores son menores de edad, lo cual tiene que ser abordado desde una gestión basada en derechos humanos.

De igual manera, se brindará apoyo al sector salud en la descontinuación del uso de mercurio en dispositivos y productos médicos, al tiempo que se mejorarán las prácticas para el manejo de desechos que contienen mercurio, promoviendo el establecimiento de infraestructura para el almacenamiento temporal, con una proyección a largo plazo. La meta es reducir hasta 15 kilos de mercurio, que  actualmente se vierten en los botaderos municipales sin medidas de control y monitoreo

El mercurio en Honduras es utilizando en aparatos de medición en los principales hospitales y otros establecimientos de salud y además en la minería artesanal para la explotación del oro.

El mercurio es un neurotóxico que existe en diversas formas, cada una de ellas, ya sea elemental, inorgánico o de metilo, tiene efectos tóxicos severos en la salud humana y el ambiente. La exposición al mercurio elemental en alimentos o vapores, causan serios quebrantos de salud que incluyen afecciones renales, cardíacas y respiratorias, temblores; erupciones en la piel; dificultades de visión o audición; dolores de cabeza; debilidad; pérdida de memoria, y cambios emocionales.

Anualmente más de cinco toneladas de mercurio son liberadas solo en el sector de la minería artesanal y de pequeña escala (MAPE), se calcula que a nivel nacional este sector importa cerca de 20 toneladas por lo que el proyecto  trabajará en una eliminación adecuada del mismo.

Para su implementación se ha previsto el liderazgo de actores claves como  la Secretaría de Salud (SS) con el trabajo piloto en el  Hospital Mario Catarino Rivas (HMCR); la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, a través del Hospital Escuela Universitario (HEU); el Instituto Hondureño de Geología y Minas (INHGEOMIN) como rector de la minería en Honduras y la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), por su importante rol en el registro de las importaciones.

Asimismo actuarán el Centro de Estudios y Control de Contaminantes (CESCCO) a quien se espera fortalecer en sus capacidades de análisis de mercurio en muestras biológicas y ambientales; la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por su rol protagónico en la protección de la salud humana y la fundamental intervención y alianza con el sector privado, con servicios de tratamiento y disposición de residuos como opciones de solución y fortalecimiento de la gestión de residuos peligrosos en Honduras.

>