.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Lunes 20 de abril de 2015 – 07:20 PM

La Fiscalía de Guatemala solicitó a la Policía Internacional (Interpol) colaboración para capturar a Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la vicepresidenta Roxana Baldetti, señalado como el cerebro de una red de corrupción en las aduanas nacionales, informó este lunes una fuente oficial.

"El Ministerio Público se coordinó con la Interpol para proceder a ubicar a Monzón", dijo a la AFP Julia Barrera, portavoz de la Fiscalía, al explicar que tras la petición ya existe una "alerta roja" para dar con el paradero del exfuncionario en los países que no requieren una orden de captura internacional.

Barrera indicó que en breve solicitarán a un juez guatemalteco que emita la orden de aprehensión internacional para formalizar la búsqueda en las naciones que sí requieren el documento.

La Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente de la ONU que colabora en la depuración del sistema judicial del país, identifican a Monzón como el principal operador de una estructura que orquestó un fraude millonario en el sistema tributario.

El jueves pasado se destapó el escándalo tras las capturas de Omar Franco, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) -ente recaudador de impuestos de Guatemala- y su antecesor Carlos Muñoz, junto a una veintena de personas, incluidos otros altos funcionarios de la entidad.

El grupo que dirigía Monzón, quien desapareció mientras acompañaba a Baldetti en una gira por Corea del Sur, defraudó al fisco al cobrar sobornos a empresarios para evadir los controles oficiales de impuestos, según la investigación.

La víspera, la vicepresidenta Baldetti se desligó del caso y dijo que, aunque conocía el curso de la investigación que se inició hace un poco más de un año, no sabía de la participación de Monzón, a pesar de ser un funcionario de su confianza.
Este lunes un juzgado de Ciudad de Guatemala terminó de escuchar la declaración de las personas imputadas y las pruebas acusatorias, que incluyen intervenciones telefónicas de conversaciones entre los acusados.

Mientras tanto, un grupo de personas se concentró frente a Casa Presidencial, en el centro histórico capitalino, haciendo sonar cacerolas y silbatos para exigir la renuncia de Baldetti y el presidente Otto Pérez, a quienes atribuyen responsabilidad en los hechos.

"¡Que renuncien, que renuncien, que renuncien...!", gritaban los manifestantes, quienes han convocado a una concentración masiva para el próximo sábado con el mismo fin.

>