.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Viernes 24 de abril de 2015 – 09:50 PM

Tegucigalpa, Honduras - Honduras revivió este viernes la reelección presidencial, prohibida en la constitución desde 1982, en un acelerado proceso que dejó sin reacción a los opositores, que acusan al presidente Juan Orlando Hernández de querer quedarse en el poder.

La reelección volvió a estar vigente este viernes tras la publicación en la gaceta oficial de un fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que acogió favorablemente dos recursos presentados por miembros del oficialista Partido Nacional (PN, derecha), entre ellos el expresidente Rafael Callejas (1990-94).

El fallo judicial, aprobado por cuatro de los cinco miembros de la Sala Constitucional, deja sin vigencia el artículo 239, que establecía que "el ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser presidente o vicepresidente de la República".

En junio de 2009 el entonces presidente Manuel Zelaya fue derrocado en un golpe de Estado perpetrado por una alianza cívico-militar que le atribuyó intenciones de reelegirse en el cargo mediante una reforma constitucional.

Ese golpe de Estado fue propiciado por el actual partido en el gobierno, en alianza con sectores empresariales y el ejército. Zelaya había llegado al poder por el Partido Liberal (PL, derecha) y dio un vuelco a la izquierda aproximándose al "Socialismo del Siglo XXI" promovido desde Venezuela.

La decisión judicial que revive la reelección provocó fuertes reacciones de la oposición, que acusa al presidente Hernández de pretender quedarse en el poder por segundo periodo consecutivo en las elecciones de 2017.

- Un artículo "pétreo" -
El 239 era considerado uno de los artículos "pétreos" -que no puede ser reformado por el Congreso ni por la Corte Suprema de Justicia-, según los defensores de la prohibición.

Poco antes de que trascendiera el fallo, el presidente Hernández restó importancia a los señalamientos de la oposición. "Estoy mentalizado en no perder el tiempo en eso porque mi deber es hacer el mejor gobierno", dijo.
"Permítanme concentrarme en trabajar, trabajar, trabajar y de ahí será el pueblo hondureño el que decida (si hay reelección o no)", afirmó el mandatario.
Un abogado del PL, Hernán Soza, había presentado el viernes a la Sala una solicitud para anular el fallo, argumentando que la reforma no es competencia de la Corte Suprema de Justicia.

También el jefe de la bancada del opositor Partido Anticorrupción (PAC), Luis Redondo, presentó otro escrito en el ministerio Público pidiendo "que se investigue lo actuado" por los diputados, Callejas y los cuatro magistrados.

El partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), fundado por Zelaya, afirmó en un comunicado que hace seis años "las fuerzas más conservadoras incitadas por PN" que protagonizaron el golpe de Estado obligaron "a la Sala de lo Constitucional a usurpar el poder soberano del pueblo y anular la aplicación de los artículos conocidos como pétreos que prohíben la reelección".

La rectora de la Universidad Nacional, Julieta Castellanos, quien formó parte de una Comisión de la Verdad sobre el golpe de Estado, abogó porque el fallo no conduzca "a una crisis como la que tuvimos" en 2009. Seis años después, "el país sigue dividido" y la dirigencia política "no ayuda a que las heridas puedan sanar", dijo.

Romeo Vásquez, el general retirado que encabezó el golpe de Estado, advirtió que "es peligroso" lo que hace el PN porque "lo que está planteando, desde ya, es una dictadura disfrazada de reelección".

El presidente Hernández finaliza su periodo el 27 de enero del 2018 y su sustituto debe ser elegido el último domingo de noviembre de 2017.

>