.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Lunes 20 de abril de 2015 – 05:20 PM

LA HABANA (AP) — Funcionarios cubanos y directivos de empresas de Nueva York han comenzado a explorar formas para que firmas estadounidenses hagan negocios en la isla comunista a pesar del embargo económico impuesto por Washington que prohíbe en gran medida comerciar e invertir en el país caribeño, dijo el lunes el gobernador de ese estado, Andrew Cuomo.

Cuomo y ejecutivos de Jetblue, Chobani Greek Yogurt, Pfizer y otras compañías con sede en Nueva York se reunieron con funcionarios cubanos de alto rango a cargo de asuntos estadounidenses en el primer día de una visita que convirtió al gobernador en el primero de su país que visita Cuba desde el reciente deshielo en las relaciones con la nación caribeña.

Antes de las diversas reuniones entre los directivos y las autoridades cubanas, Cuomo elogió la decisión de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de restablecer las relaciones diplomáticas después de medio siglo de distanciamiento y avanzar hacia una normalización más amplia que según previsiones incluirá vínculos económicos más profundos.

"Igual que el pueblo en Cuba, los habitantes de Nueva York y Estados Unidos están muy emocionados por el valor mostrado por su presidente, Raúl Castro, y el liderazgo que ha exhibido", declaró Cuomo. "Creemos que esto será un cambio drástico que beneficiará al pueblo de Cuba y también al pueblo de Estados Unidos".
Obama flexibilizó a principios de año el embargo comercial mediante acciones ejecutivas que facilitan los viajes de estadounidenses a Cuba, aumentan los envíos de remesas a la isla y cuando menos, en el papel, permiten las exportaciones estadounidenses en apoyo a la empresa privada cubana, un sector relativamente nuevo en la isla.

El mandatario estadounidense también decidió retirar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, lo cual elimina un obstáculo para que la isla acceda al sistema global de financiamiento.
Las autoridades cubanas han exigido a Obama a que adopte medidas que vayan más allá, como el otorgamiento de un mayor número de permisos federales específicos para que empresas estadounidenses hagan negocios con Cuba en las formas actualmente prohibidas por Washington.

"El presidente de Estados Unidos tiene la facultad de conceder licencias a empresas a fin de que pueda comenzar el desarrollo de negocios en áreas selectas y ésas son áreas que nos interesan", manifestó Cuomo.

>