.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Domingo 19 de abril de 2015 – 06:00 PM

Tegucigalpa, Honduras - El Congreso Nacional, discutirá en las sesiones programadas para esta semana, una ampliación a la Ley de Limitación de Servicios de Telefonía Móvil Celular y Comunicaciones Personales en los Centros Penales a fin de que no se permitan las llamadas mediante Internet y satélite.

En ese sentido, los miembros de la comisión ordinaria de seguridad y previsión ciudadana y representantes de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), ya se reunieron para analizar el proyecto de ley presentado ante el pleno por el secretario de la junta directiva del Congreso Nacional, diputado Mario Pérez para incluir en el bloqueo los servicios de Wi-Fi, Internet, IPad y redes sociales, entre otros, porque se estarían empleando para cometer actos delictivos.

El presidente de la comisión dictaminadora, José Tomás Zambrano, explicó que la iniciativa presentada por el diputado Mario Pérez, tiene el objetivo de fortalecer y ampliar el bloqueo de llamadas de telefonía móvil.

En ese sentido, a través de Conatel se han analizado las sanciones que establece el decreto a los operadores cuando incumplen la normativa y que los técnicos determinen lo que se origina desde los penales y buscar una gradualidad en las sanciones.
Se busca fortalecer los bloqueadores que hay en cada reclusorio y garantizarle a la ciudadanía que ya no se van a originar llamadas de telefonía móvil las cárceles.

Otro aspecto es la ampliación, porque según los cuerpos de seguridad, investigación e inteligencia, desde esos centros salen llamadas de teléfono móvil, no solo mediante la tecnología celular, sino también con aplicaciones como Internet y Wi-Fi, con teléfonos inteligentes, que conectados a esos sistemas fácilmente permite la salida de llamadas.
La intención es bloquear esos servicios en la periferia de los centros y a lo interno, así como el servicio de cable que también permite su uso para salida de llamadas por Internet, apuntó Zambrano.

Agregó que la idea también es de abrir más puntos centros de revisión o escáner al ingreso de las cárceles y no seguir permitiendo el ingreso de armas, drogas, celulares, iPad o computadoras que pueden ser utilizadas por los reclusos para seguir delinquiendo o atentar contra la seguridad de los hondureños.
Igual control habrá en las cabinas telefónicas de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) para regular el servicio y establecer un mecanismo de grabación de llamadas.

El proyecto fue enviado a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para emitir una opinión porque el mismo contempla sanciones o penas para el recluso que tenga un celular, una iPad o una computadora, así como para el visitante que se preste a ingresarlo o el policía penitenciario que se coluda con esta actividad criminal.

La comisión de seguridad también se reunió con representantes de las compañías operadoras de telefonía móvil y datos para avanzar en el incremento de los escudos tecnológicos que ayuden a bloquear las llamadas telefónicas por medio del sistema Wi-Fi e Internet.

>