.

.

.

.
El tiempo - Tutiempo.net


Sábado 25 de abril de 2015 – 07:00 PM

BALTIMORE, Maryland, EE.UU. (AP) — Miles de manifestantes salieron el sábado a las calles de Baltimore para exigir respuestas en el caso de Freddie Gray, la protesta de mayor tamaño desde que el negro de 25 años murió bajo custodia de la policía.
Con letreros en las manos y consignas tales como "¡Policía mata prisioneros!" y "¡Únanse aquí!", los manifestantes ocuparon dos cuadras de la ciudad y caminaron por tres kilómetros (dos millas) hasta la alcaldía, donde una multitud ocupó la plaza adyacente al edificio.

Tanya Peacher, habitante de Baltimore de 36 años, dijo que nunca había participado en una protesta anteriormente, pero ver el video del arresto de Gray la motivó a hacerlo.
"Vi a mi hijo", comentó, "y pensé: 'ese es mi hijo'''.
El subcomisionado Kevin Davis dijo el viernes por la noche que Gray debió haber recibido asistencia médica en el lugar de su arresto antes de que fuera colocado esposado en el transporte policiaco y sin cinturón de seguridad, una violación a las políticas del departamento.

Gray falleció el 19 de abril luego de sufrir una lesión fatal en la espina dorsal mientras estaba en custodia. Las autoridades no han explicado cómo o cuando se lastimó. Un video lo muestra siendo arrastrado a la camioneta policiaca, y los oficiales dijeron que él fue transportado en ella durante cerca de 30 minutos antes de que se solicitara la presencia de los paramédicos.

Habitantes de todas las edades, y de otras partes además de Baltimore, expresaron su indignación el sábado a la forma en que el departamento y las autoridades locales manejan la investigación de la muerte de Gray. En cierto momento, la multitud guardó un minuto de silencio enfrente de Shock Trauma, el hospital donde falleció el joven negro. Los manifestantes más tarde se trasladaron a Camden Yards, donde los Orioles de Baltimore enfrentaban a los Medias Rojas de Boston.
Los inconformes bloquearon una intersección cerca del estadio durante varias horas y vivieron momentos de tensión con la policía. Entonces se les pidió a los aficionados que permanecieran en el interior.

En un cruce del centro de la ciudad, una decena de manifestantes se tendieron sobre la calle en una improvisada "muerte fingida".
Con un letrero alrededor de su cuello que rezaba "Yo soy Freddie Gray", Dante Acree, de 33 años, se unió a miles de personas afuera de la alcaldía. Acree asistió a la manifestación porque "pudo haber sido uno de mis hijos".
"Pudo haber sido mi hermano, mi papá", comentó. "A mí me gustaría recibir la misma clase de apoyo".

Leonard Patterson, de 56 años, dijo que manejó desde Mansassas, Virginia, para participar en la protesta, y que decidió hacerlo luego de pensar en su hija.
"Estoy intentando hacer todo lo que está en mi poder para dejarle un mundo mejor", comentó Patterson mientras sostenía un dibujo de Gray al que dos ángeles tomaban de la camioneta policial y lo llevaban al cielo.

>